La herencia de mutuo acuerdo y el cuaderno particional

La herencia de mutuo acuerdo y el cuaderno particional

Una herencia es el acto jurídico mediante el cual una persona que fallece transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas denominadas herederos. El régimen jurídico que regula dicha situación es el derecho de sucesiones.

Debemos distinguir dos situaciones diferentes a la hora de repartir una herencia:

  • Reparto de la herencia cuando existe testamento. En esta situación lo más probable es que el testador ya haya realizado la partición de sus bienes hereditarios.
  • Reparto de la herencia cuando no existe testamento. En este supuesto serán los herederos de mutuo acuerdo quienes podrán repartir la herencia o, por el contrario, acudir al juez para que nombre a un contador-partidor que será el encargado de hacerlo.

En todo caso, antes de la partición de la herencia, serán necesarias una serie de gestiones adicionales que pasamos a enumerar muy brevemente.

En el caso, por ejemplo, de fallecimiento sin herederos, se deberá declarar quiénes son los herederos legítimos. Para ello es necesario hacer una declaración de herederos ab intestato acudiendo a un notario o a un juzgado con el Certificado de Defunción, el de Últimas Voluntades y demás documentación que acredite el parentesco. Además, será necesario determinar los bienes que pertenecían al fallecido y los que pertenecen al cónyuge, para excluirlos de la herencia, así como descontar todo lo que el fallecido donó en vida.

En cualquier proceso hereditario hay que seguir una serie de pasos, algunos algo complejos y que, en muchos casos, suelen provocar tensiones entre los herederos y situaciones desagradables. Debido a esto, la partición de la herencia de mutuo acuerdo, siempre con la ayuda de profesionales, es siempre la mejor opción.

Reclame sus gastos hipotecarios. 99% de Casos de éxito. Contáctenos Gratis.

1. ¿Qué es la partición de la herencia?

La partición de la herencia, técnicamente, no es más que el reparto de los bienes del fallecido entre los herederos en proporción a la cuota que a cada uno de ellos le corresponde. Lo ideal, como se ha mencionado antes, es la partición de la herencia por mutuo acuerdo, sin llegar a la vía judicial ni recurrir a un contador-partidor.

En este caso, en cuanto los herederos se pongan de acuerdo en el reparto de bienes, se hace constar en escritura ante notario, con la descripción de los bienes, el valor de los mismos y lo que le corresponde a cada uno. Con este documento se considera aceptada la herencia y es posible cambiar la titularidad de los bienes, hacer la liquidación y, en el caso de que haya inmuebles, llevar a cabo el pago del Impuesto de Sucesiones y la Plusvalía municipal correspondiente.

 

 

2. ¿Qué es al cuaderno particional?

El cuaderno particional es el documento en el que se formaliza la parte de la herencia que pertenece a cada heredero. Lo conveniente es que se encargue de su elaboración un abogado especialista en la gestión de herencias; la redacción es compleja y requiere amplios conocimientos jurídicos y de sucesiones. Este abogado será el encargado, además de elaborar del cuaderno, de guiar a los interesados durante el proceso, citarlos para que lean y para que firmen el documento que finalmente deberá ratificar el notario.

El cuaderno particional es un documento fundamental en el que se recogerán todos los datos de las personas que forman parte del proceso de herencia y comprenderá los datos de los interesados, los bienes, derechos y deudas que componen la herencia, así como las adjudicaciones que se hagan a los herederos y legatarios.

A la hora de realizar la partición, es necesario conocer los bienes que conforman la herencia para poder realizar el reparto de forma equitativa. Para ello, se sigue un proceso compuesto de cuatro fases que quedarán reflejadas en el cuaderno particional:

  • Inventario: detalle del activo y el pasivo de la herencia.
  • Avalúo: valoración de todos los bienes inventariados. Ha de ser una valoración real y la puede realizar el testador del documento, por acuerdo entre los herederos o por el perito, en el caso de que se haya tenido que recurrir al procedimiento judicial.
  • Liquidación de la herencia: Cálculo neto de la herencia a repartir, restando las deudas y cargas que pudieran recaer sobre la herencia.
  • Adjudicación: Es el paso final, la entrega a cada heredero de lo que le corresponda de la herencia. Lo habitual es formar lotes con bienes que sumen el valor que corresponda a cada heredero, aunque éstos sean de distinta naturaleza. Si existieran bienes indivisibles, como suele ser el caso de un inmueble, este podría asignarse a un solo heredero que deberá pagar el valor de la parte que corresponde al resto, siempre y cuando otro heredero no solicite la pública subasta del bien para repartir lo obtenido.

3. ¿Público o privado?

El cuaderno particional puede ser un documento público o privado, según corresponda. En el caso de no existir bienes inmuebles, o de no querer inscribirlos en el Registro de la Propiedad, el cuaderno particional puede ser privado. Esto sucede cuando los herederos no quieren desprenderse de los bienes inmuebles, al no tener intención de venderlos no es necesaria su inscripción en el correspondiente Registro y el documento puede ser privado. También es el caso si existe un solo heredero, situación ante la que no haría falta acudir a la notaría y la legitimación de la firma sería suficiente.

Si, por el contrario, la herencia está formada también por bienes inmuebles y se quieren inscribir en el Registro de la Propiedad para su posterior venta, el cuaderno particional debe formalizarse en documento público para poder llevar a cabo el reparto de la herencia.

Por último, destacar que el cuaderno particional es indispensable para la liquidación de los impuestos correspondientes a cada heredero. En este documento se recoge la parte de la herencia correspondiente a cada uno y, con relación a ella, deberán liquidar su parte de impuestos de forma proporcional.

Por todo lo visto, en la partición de herencias, aunque se hagan de mutuo acuerdo, pueden aparecer diferencias que alarguen más de la cuenta el proceso. En virtud de esto, y en aras de asegurar una correcta elaboración del cuaderno particional, la intervención de un experto resulta fundamental.

900 102 722

Llamada gratuita 

09:00 – 20:00 (L – V)

Sede Central

C/ Antonio Maura, 16. 28014 Madrid.

CONTÁCTENOS

Pida cita gratis y sin compromiso





Share This