• inicio
  • herencias
  • puedo vender mis derechos sobre una herencia
  • ¿Puedo vender mis derechos sobre una herencia?

    29 octubre, 2020
    Lo que puede enajenarse antes de la partición de una herencia es el derecho hereditario pero no el derecho sobre las cosas concretas
    ¿Quién soporta los gastos en caso de usufructo de un inmueble?

    ¿Quién soporta los gastos en caso de usufructo de un inmueble?

    ¿Quién soporta los gastos en caso de usufructo de un inmueble?En un articulo anterior hablábamos del usufructo y señalábamos que era el derecho de usar y disfrutar de una cosa, de un bien o de un derecho cuya nuda propiedad correspondía a otra persona distinta del...

    ¿Qué es un crédito revolving y cuáles son sus límites?

    ¿Qué es un crédito revolving y cuáles son sus límites?

    ¿Qué es un crédito revolving y cuáles son sus límites?[et_pb_posts_blog_feed_masonry_agsdcm posts_per_page="8" show_pagination="off" show_author="off" show_categories="off" show_more="off" category_id="90,221,138,120,156,235,157,95,47,154,249,155,152,129,93,250"...

    1. ¿Qué es el derecho hereditario?

    El derecho hereditario es aquel derecho que tiene el heredero sobre los bienes de una herencia, antes de realizarse la partición de la misma. Nuestro Tribunal Supremo lo define así: “Lo que puede enajenarse antes de la partición de una herencia es el derecho hereditario, más no el derecho sobre las cosas concretas y determinadas en la herencia».

    Es posible, por tanto, la venta o enajenación del derecho hereditario, que no supondrá el traslado de la condición de heredero al comprador, sino la simple venta global de todos los bienes de la herencia, o la participación sobre los mismos, como un conjunto, y no por bienes concretos. Esta venta comprenderá no solo aquellos bienes que sean conocidos en el momento de acordar la operación sino también aquellos que pudieran aparecer posteriormente.

    Además, el que recibe los bienes tendrá los mismos derechos que el resto de herederos, pudiendo solicitar la partición de la herencia, la intervención de la misma, la reforma de las disposiciones testamentarias, etc…

    2. ¿Por qué no puedo vender bienes concretos?

    Porque la venta de un bien concreto hecha antes de la partición, al no tener adjudicado aún dicho bien, supondría la venta de algo que no pertenece al vendedor y, por tanto, sería nula.

    3. ¿Podrían venderse los derechos hereditarios futuros?

    Nuestra legislación civil no admite la venta de los derechos hereditarios de una persona antes del fallecimiento del causante, con lo que la venta sin fallecimiento previo sería nula.

    4. ¿Tienen algún derecho el resto de herederos?

    Como establece nuestro Código Civil en su artículo 1067, “si alguno de los herederos vendiere a un extraño su derecho hereditario antes de la partición, podrán todos o cualquiera de los coherederos subrogarse en lugar del comprador, reembolsándole el precio de la compra, con tal que lo verifiquen en término de un mes, a contar desde que esto se les haga saber”.

    En definitiva, ante la venta del derecho hereditario, si se va a verificar a favor de un extraño, el resto de los herederos tienen preferencia para quedarse el mismo. Este derecho de retracto de coherederos podrá ejercitarse en el plazo de un mes desde la comunicación de venta, pagando al extraño la cantidad satisfecha por este al vendedor, así como los gastos útiles y necesarios.

    Es razonable que la venta del derecho hereditario a un tercero se comunique previamente al resto de coherederos para que éstos puedan optar a la adquisición.

    5. Si el fallecido tiene deudas, ¿qué ocurre con ellas?

    La venta del derecho hereditario conlleva la transferencia no sólo del activo, sino también del pasivo, de tal forma que junto a los bienes que integran la herencia, se trasladan igualmente las obligaciones -es decir, las deudas- que el difunto pudiera tener.

    6. ¿Hay que pagar impuestos?

    En estos casos, la enajenación tiene consecuencias fiscales tanto para el comprador como para el vendedor. Así

    • El heredero que vende su derecho a la herencia deberá pagar el impuesto de sucesiones, pero, además, si vende por un precio superior al que declaró al liquidar tal impuesto generará un incremento de patrimonio, que deberá declarar en su declaración de IRPF siguiente.
    • El comprador tributará por el precio de venta de los derechos hereditarios en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos documentados.

    EN RESUMEN

    • La venta de derechos sobre una herencia sólo puede realizarse tras el fallecimiento del causante.
    • La venta se realiza como globalidad, no pueden venderse bienes concretos.
    • Si se vende a un extraño, se debe comunicar al resto de herederos, para que, si lo desean puedan ejercer su derecho a adjudicárselo en las mismas condiciones que el tercero.
    • El comprador no adquiere la condición de heredero, pero se coloca en la situación de éste, tanto respecto de los bienes como de las deudas que tenga la herencia.
    • El vendedor pagará el impuesto de sucesiones y, en su caso, el incremento patrimonial, en el IRPF, mientras que el comprador deberá satisfacer el impuesto de transmisiones patrimoniales.

    Especialistas en Herencias

    Llamada gratuita
    900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    Nosotros te llamamos

    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This