La patria potestad, claves de su adjudicación

La patria potestad, claves de su adjudicación

Cuando un matrimonio o una pareja de hecho con hijos desea disolver su vínculo matrimonial o finalizar su relación, se producen cambios drásticos en el entorno familiar que, si no son tratados con prudencia y reglamentados en forma, pueden convertir la convivencia entre las partes en insoportable y, además, tener graves consecuencias para el adecuado desarrollo de los hijos. Ante esta posibilidad, la ley ampara a los menores, garantizando su protección y relación con sus progenitores de manera que su crecimiento y desarrollo se mantenga en consonancia a cómo sería en caso de mantenerse la pareja unida.

Bien de mutuo acuerdo, bien por vía judicial, los progenitores se someterán a las medidas que establezca el juez en cuanto a la patria potestad de los hijos, su guardia y custodia, su régimen de visitas y su pensión de alimentos. De todas estas medidas, la patria potestad es quizás la que afecta más directamente a la transmisión de elementos más subjetivos por parte de los progenitores a sus hijos.

Cuando un matrimonio o una pareja de hecho con hijos desea disolver su vínculo matrimonial o finalizar su relación, se producen cambios drásticos en el entorno familiar que, si no son tratados con prudencia y reglamentados en forma, pueden convertir la convivencia entre las partes en insoportable y, además, tener graves consecuencias para el adecuado desarrollo de los hijos. Ante esta posibilidad, la ley ampara a los menores, garantizando su protección y relación con sus progenitores de manera que su crecimiento y desarrollo se mantenga en consonancia a cómo sería en caso de mantenerse la pareja unida.

Bien de mutuo acuerdo, bien por vía judicial, los progenitores se someterán a las medidas que establezca el juez en cuanto a la patria potestad de los hijos, su guardia y custodia, su régimen de visitas y su pensión de alimentos. De todas estas medidas, la patria potestad es quizás la que afecta más directamente a la transmisión de elementos más subjetivos por parte de los progenitores a sus hijos.

01. ¿Qué es la patria potestad?

Potestad es el poder o autoridad que alguien tiene sobre una persona o una cosa. Cuando hablamos de la patria potestad, es el conjunto de derechos y obligaciones que la ley confiere a los padres sobre las personas y bienes de sus descendientes no emancipados para su protección y formación. El concepto de patria potestad lo incluía ya el derecho romano con una diferencia importante: se mantenía vigente a lo largo de toda la vida de los hijos o descendientes (fuesen hijos naturales o adoptados).

Sobre la patria potestad y las relaciones entre padres e hijos, nuestro Código Civil establece que los progenitores deberán:

  • Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral
  • Representarlos y administrar sus bienes

En el ejercicio de esta función, los progenitores pueden recabar el auxilio de la autoridad.

Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

El código civil también recoge en el artículo 155 que los hijos deben:

  • Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarlos siempre
  • Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella
Potestad es el poder o autoridad que alguien tiene sobre una persona o una cosa. Cuando hablamos de la patria potestad, es el conjunto de derechos y obligaciones que la ley confiere a los padres sobre las personas y bienes de sus descendientes no emancipados para su protección y formación. El concepto de patria potestad lo incluía ya el derecho romano con una diferencia importante: se mantenía vigente a lo largo de toda la vida de los hijos o descendientes (fuesen hijos naturales o adoptados).

Sobre la patria potestad y las relaciones entre padres e hijos, nuestro Código Civil establece que los progenitores deberán:

  • Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral
  • Representarlos y administrar sus bienes

En el ejercicio de esta función, los progenitores pueden recabar el auxilio de la autoridad.

Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

El código civil también recoge en el artículo 155 que los hijos deben:

  • Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarlos siempre
  • Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella

¿Te podemos ayudar?

Contactar con un abogado

¿Necesita un abogado especializado en divorcios? Contáctenos Gratis.

02. ¿Quién tiene la patria potestad de los hijos?

Por regla general, la patria potestad la ejercen de forma conjunta ambos progenitores, independientemente de si se encuentran o no casados. También la puede ejercer de forma exclusiva uno de ellos con el consentimiento del otro. En caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrá acudir a un juez, que escuchará a ambas partes y a los hijos (siempre que éstos sean mayores de 12 años y muestren suficiente madurez). A partir de ahí, el juez otorgará la facultad de decidir al padre o a la madre. Ante un caso de desacuerdos reiterados, podrá atribuirla total o parcialmente a uno de los padres o distribuir entre ellos sus funciones durante un plazo fijado menor a dos años.
Por regla general, la patria potestad la ejercen de forma conjunta ambos progenitores, independientemente de si se encuentran o no casados. También la puede ejercer de forma exclusiva uno de ellos con el consentimiento del otro. En caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrá acudir a un juez, que escuchará a ambas partes y a los hijos (siempre que éstos sean mayores de 12 años y muestren suficiente madurez). A partir de ahí, el juez otorgará la facultad de decidir al padre o a la madre. Ante un caso de desacuerdos reiterados, podrá atribuirla total o parcialmente a uno de los padres o distribuir entre ellos sus funciones durante un plazo fijado menor a dos años.

03. ¿Quién ejerce la patria potestad en caso de divorcio?

En caso de divorcio, la patria potestad se atribuye a los dos padres de forma compartida. El divorcio o separación no altera sus deberes y obligaciones con respecto a los hijos, a no ser que el juez encuentre motivos para, anteponiendo el interés del hijo, dictaminar que sea ejercida por uno sólo de ellos.

En caso de divorcio, la patria potestad se atribuye a los dos padres de forma compartida. El divorcio o separación no altera sus deberes y obligaciones con respecto a los hijos, a no ser que el juez encuentre motivos para, anteponiendo el interés del hijo, dictaminar que sea ejercida por uno sólo de ellos.

04. ¿Cuándo termina la patria potestad?

La patria potestad se acaba por los siguientes supuestos

  • La muerte o la declaración de fallecimiento de los padres
  • La emancipación
  • La adopción del hijo
  • Cuando los progenitores son privados de ella por sentencia judicial

04. ¿Cuándo termina la patria potestad?

La patria potestad se acaba por los siguientes supuestos

  • La muerte o la declaración de fallecimiento de los padres
  • La emancipación
  • La adopción del hijo
  • Cuando los progenitores son privados de ella por sentencia judicial

05. Privación de la patria potestad

El progenitor puede perder total o parcialmente la patria potestad si se dan dos circunstancias:

  • El incumplimiento grave y reiterado de los deberes que la patria potestad impone
  • Que la privación de la patria potestad sea beneficiosa para el hijo

La suspensión o privación de la patria potestad del progenitor se produce por sentencia judicial. Dependiendo de la gravedad de las faltas en las que incurre el progenitor, el juez decidirá si es una perdida parcial o total y cuánto debe durar.

Algunas de las causas que pueden dar pie a esta situación son:

  • Malos tratos al menor
  • Muerte de un progenitor a manos del otro (basta con la mera tentativa)
  • Adicciones al alcohol, drogas, trastornos mentales y de comportamiento que impidan el cumplimiento de los deberes propios de la patria potestad y se reflejen en un incumplimiento de los deberes con los hijos
  • Desatención afectiva por un largo periodo de tiempo
  • Entrada en prisión

05. Privación de la patria potestad

El progenitor puede perder total o parcialmente la patria potestad si se dan dos circunstancias:

  • El incumplimiento grave y reiterado de los deberes que la patria potestad impone
  • Que la privación de la patria potestad sea beneficiosa para el hijo

La suspensión o privación de la patria potestad del progenitor se produce por sentencia judicial. Dependiendo de la gravedad de las faltas en las que incurre el progenitor, el juez decidirá si es una perdida parcial o total y cuánto debe durar.

Algunas de las causas que pueden dar pie a esta situación son:

  • Malos tratos al menor
  • Muerte de un progenitor a manos del otro (basta con la mera tentativa)
  • Adicciones al alcohol, drogas, trastornos mentales y de comportamiento que impidan el cumplimiento de los deberes propios de la patria potestad y se reflejen en un incumplimiento de los deberes con los hijos
  • Desatención afectiva por un largo periodo de tiempo
  • Entrada en prisión

¿Necesitas un abogado especializado en divorcio?. Contáctenos Gratis.

¿Te podemos ayudar?

Contactar con un abogado

06. ¿Qué es la patria potestad prorrogada o rehabilitada?

El Código Civil establece la posibilidad de que se incapacite preventivamente a los menores cuando se prevea que su incapacidad continuará después de la mayoría de edad. Si se da esa situación, la patria potestad de los padres puede quedar queda prorrogada más allá de la mayoría de edad de los hijos, siempre con el objetivo de proteger al menor y su patrimonio.

La ley contempla también la figura de la patria potestad rehabilitada en los casos en que el hijo soltero, mayor de edad, que vive con sus padres, resulte incapacitado judicialmente.

Como mencionábamos más arriba, los padres pueden llegar a un acuerdo para que uno de ellos se haga cargo de la patria potestad mientras que el juez no lo considere perjudicial para el menor. Esta medida no supone en ningún caso que el renunciante deje de contribuir a la manutención del menor o que este pierda derechos.

07. ¿Se puede renunciar a la patria potestad?

Como mencionábamos más arriba, los padres pueden llegar a un acuerdo para que uno de ellos se haga cargo de la patria potestad mientras que el juez no lo considere perjudicial para el menor. Esta medida no supone en ningún caso que el renunciante deje de contribuir a la manutención del menor o que este pierda derechos.
El Código Civil establece la posibilidad de que se incapacite preventivamente a los menores cuando se prevea que su incapacidad continuará después de la mayoría de edad. Si se da esa situación, la patria potestad de los padres puede quedar queda prorrogada más allá de la mayoría de edad de los hijos, siempre con el objetivo de proteger al menor y su patrimonio.

La ley contempla también la figura de la patria potestad rehabilitada en los casos en que el hijo soltero, mayor de edad, que vive con sus padres, resulte incapacitado judicialmente.

08. ¿Se puede recuperar la patria potestad?

La recuperación de la patria potestad es posible. Los Tribunales podrán, en beneficio e interés del hijo, acordar la recuperación de la patria potestad cuando hubiere cesado la causa que motivó la privación.

En cualquier caso, antes de emprender acción legal alguna es necesario asesorarse con un abogado experto en este ámbito. La ley es muy estricta en esta materia y es necesario estudiar todos los aspectos sin dejarse un detalle. Conocer con antelación lo que puede suceder es la mejor manera de proteger sus intereses y los de sus hijos.

La recuperación de la patria potestad es posible. Los Tribunales podrán, en beneficio e interés del hijo, acordar la recuperación de la patria potestad cuando hubiere cesado la causa que motivó la privación.

En cualquier caso, antes de emprender acción legal alguna es necesario asesorarse con un abogado experto en este ámbito. La ley es muy estricta en esta materia y es necesario estudiar todos los aspectos sin dejarse un detalle. Conocer con antelación lo que puede suceder es la mejor manera de proteger sus intereses y los de sus hijos.

900 102 722
Llamada gratuita 

09:00 – 20:00 (L – V)

Sede Central

C/ Antonio Maura, 16. 28014 Madrid.

CONTÁCTENOS
Pida cita gratis y sin compromiso





Share This