• inicio
  • especialistas herencias
  • ultimas voluntades certificado
  • Certificado de Últimas Voluntades

    Toda la información para solicitar el certificado de Últimas Voluntades

    1. La herencia

    A grandes rasgos, una herencia es el acto jurídico mediante el cual el causante, es decir, el fallecido, transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas denominadas herederos. El régimen jurídico que regula las herencias es el derecho de sucesiones.

    En la partición de herencias suelen aparecer conflictos derivados de la complejidad del procedimiento (herederos que se sienten perjudicados respecto a otros, bienes omitidos del fallecido, etc…). Para evitar futuras controversias es conveniente contar con el asesoramiento de abogados expertos en derecho hereditario.

    Una herencia es el acto jurídico mediante el cual el causante, es decir, el fallecido, transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas denominadas herederos. El régimen jurídico que regula las herencias es el derecho de sucesiones.

    En la partición de herencias suelen aparecer conflictos derivados de la complejidad del procedimiento (herederos que se sienten perjudicados respecto a otros, bienes omitidos del fallecido, etc). Para evitar futuras controversias es conveniente contar con el asesoramiento de abogados expertos en derecho hereditario.

    Solicite asesoría de abogados expertos en herencias. Contáctenos Gratis.

    ¿Te podemos ayudar?

    Contactar con un abogado

    2. Proceso de una herencia

    En el reparto de una herencia se sigue un proceso determinado que, a su vez, conlleva una serie de trámites:

    • En primer lugar, la realización de un inventario de los bienes, derechos y obligaciones del fallecido.
    •  Tras esto, la valoración (avalúo), de los bienes, derechos y obligaciones inventariados.
    •  Y, por último, se determinan los lotes y el reparto. Se hacen lotes de manera que se puedan dividir entre los diversos herederos.

    En el reparto de una herencia se sigue un proceso determinado que, a su vez, conlleva una serie de trámites:

    • En primer lugar, la realización de un inventario de los bienes, derechos y obligaciones del fallecido.
    • Tras esto, la valoración (Avalúo), de los bienes, derechos y obligaciones inventariados.
    • Y, por último, se determinan los lotes y el reparto. Se hacen lotes de manera que se puedan dividir entre los diversos herederos.

    3. ¿Qué información nos proporciona el Certificado de Últimas Voluntades?

    Cuando una persona muere, sobre todo cuando el deceso se produce de forma imprevista, los familiares y herederos se preguntan si el fallecido ha otorgado o no testamento. Es una duda razonable ya que, si existiese el mismo, el reparto de la herencia será determinado, en gran medida, por este.

    En este punto, los posibles herederos sólo podrán confirmar la existencia de testamento solicitando el Certificado de Últimas Voluntades.

    Este certificado, en caso de fallecimiento, acredita si el causante ha dejado testamento y ante qué Notario, por esto el Certificado de Últimas Voluntades es imprescindible para iniciar los trámites de una herencia.

    Cuando una persona muere, sobre todo cuando el deceso se produce de forma imprevista, los familiares y herederos se preguntan si el fallecido ha otorgado o no testamento. Es una duda razonable ya que, si existiese el mismo, el reparto de la herencia será determinado, en gran medida, por este.

    En este punto, los posibles herederos sólo podrán confirmar la existencia de testamento solicitando el Certificado de Últimas Voluntades.

    Este certificado, en caso de fallecimiento, acredita si el causante ha dejado testamento y ante qué Notario, por esto el Certificado de Últimas Voluntades es imprescindible para iniciar los trámites de una herencia.

    4. ¿Cómo se obtiene y quién puede solicitar el Certificado de Últimas Voluntades?

    El Certificado de Últimas Voluntades es de carácter público y, por tanto, puede ser solicitado por cualquier persona. Sin embargo, aunque te permite conocer en qué notaría se ha otorgado el último testamento (en el caso de existir más de uno) y de tener acceso al mismo, no permitirá la entrega de una copia. Solamente se entregará una copia a los herederos forzosos o a quién demuestre tener un interés legítimo en el mismo.

    Para solicitarlo es necesario cumplimentar el impreso 790, el cual puede descargarse en la página web del Ministerio de Justicia u obtenerse gratuitamente, en Madrid, en la Oficina Central de Atención al Ciudadano. En el caso del resto de comunidades autónomas, podrá obtenerse en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia. El modelo 790 se puede presentar de manera presencial, por correo o telemáticamente a través de la página web del Ministerio de Justicia.

    Con el impreso 790 presentado, y habiendo pagado las tasas en cualquier caja o banco que actúe como entidad colaboradora, se puede solicitar el Certificado de Últimas Voluntades, adjuntando, además, otro documento indispensable: el Certificado de Defunción.

    El Certificado de Defunción se obtiene en el Registro Civil. Consiste en una copia literal de la inscripción de defunción y contiene todos los datos relativos a la identidad del fallecido y al hecho del fallecimiento. Es público y, por lo tanto, puede solicitarlo cualquier persona.

    Se puede solicitar de varias maneras:

    • De manera presencial. La persona interesada puede personarse en el Registro Civil donde esté inscrito el fallecimiento de la persona cuyo certificado se solicite. Será necesario indicar nombre y apellidos del fallecido, la fecha y lugar del fallecimiento.
    • Por correo ordinario. Si no podemos o no queremos desplazarnos, podemos solicitar el certificado de defunción, indicando los mismos datos que de forma presencial, por correo ordinario.
    • Por Internet. A través de la página web del Ministerio de Justicia

    Una vez tengamos el Certificado de Defunción, y habiendo pagado la tasa administrativa correspondiente, acudiremos a la Oficina Central de Atención al Ciudadano, en el caso de encontrarnos en Madrid, o a las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia y solicitaremos el Certificado de Últimas Voluntades. Sin embargo, si bien la emisión del certificado es un proceso bastante rápido, no se puede solicitar inmediatamente después del fallecimiento y se deberá esperar, al menos, 15 días hábiles a partir de la fecha de defunción.

    En el caso de que el Certificado de Últimas Voluntades nos informe de que no existe testamento alguno, será necesario tramitar una declaración de herederos abintestato a fin de determinar quiénes son los parientes más próximos del fallecido con derecho a heredar.

    Adicionalmente, es interesante destacar la existencia del Registro de Seguros de Vida, también llamado Registro de Contratos de Seguro de Cobertura de Fallecimiento. Se trata de otro registro informatizado, igualmente dependiente del Ministerio de Justicia, en el que se anotan todos los contratos de seguro de cobertura de fallecimiento o seguros de vida que se firmen en nuestro país y cuya finalidad es dar a conocer si una persona fallecida estaba asegurada con un seguro de cobertura de fallecimiento de forma que sus herederos, y beneficiarios del seguro de vida si existiese, puedan solicitar la correspondiente indemnización.

    De esta forma, con la información proporcionada por el Registro, el interesado puede dirigirse a las entidades aseguradoras que figuran en los certificados para, en su caso, averiguar si tienen derecho a la prestación asegurada.

    Tendrá acceso al Registro cualquier persona interesada en obtener información acerca de si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento y de la entidad aseguradora con quien esté suscrito. La información requerida le tendrá que ser facilitada en el plazo de un mes desde que se realice la solicitud.

    El Registro conservará los datos identificativos de la persona asegurada, de la entidad aseguradora y del contrato de seguro durante 5 años a contar desde la fecha de fallecimiento del asegurado en cuestión.

    Una vez que se ha obtenido el certificado, el interesado podrá recabar de las entidades aseguradoras información que le permita conocer si él ostenta la condición de beneficiario. Si el consultante no fuese beneficiario, la entidad aseguradora se limitará a hacer constar a aquél esta circunstancia.

    El Certificado de Últimas Voluntades es de carácter público y, por tanto, puede ser solicitado por cualquier persona. Sin embargo, aunque te permite conocer en qué notaría se ha otorgado el último testamento (en el caso de existir más de uno) y de tener acceso al mismo, no permitirá la entrega de una copia. Solamente se entregará una copia a los herederos forzosos o a quién demuestre tener un interés legítimo en el mismo.

    Para solicitarlo es necesario cumplimentar el impreso 790, el cual puede descargarse en la página web del Ministerio de Justicia u obtenerse gratuitamente, en Madrid, en la Oficina Central de Atención al Ciudadano. En el caso del resto de comunidades autónomas, podrá obtenerse en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia. El modelo 790 se puede presentar de manera presencial, por correo o telemáticamente a través de la página web del Ministerio de Justicia.

    Con el impreso 790 presentado, y habiendo pagado las tasas en cualquier caja o banco que actúe como entidad colaboradora, se puede solicitar el Certificado de Últimas Voluntades, adjuntando, además, otro documento indispensable: el Certificado de Defunción.

    El Certificado de Defunción se obtiene en el Registro Civil. Consiste en una copia literal de la inscripción de defunción y contiene todos los datos relativos a la identidad del fallecido y al hecho del fallecimiento. Es público y, por lo tanto, puede solicitarlo cualquier persona.

    Se puede solicitar de varias maneras:

    • De manera presencial. La persona interesada puede personarse en el Registro Civil donde esté inscrito el fallecimiento de la persona cuyo certificado se solicite. Será necesario indicar nombre y apellidos del fallecido, la fecha y lugar del fallecimiento.
    • Por correo ordinario. Si no podemos o no queremos desplazarnos, podemos solicitar el certificado de defunción, indicando los mismos datos que de forma presencial, por correo ordinario.
    • Por Internet. A través de la página web del Ministerio de Justicia

    Una vez tengamos el Certificado de Defunción, y habiendo pagado la tasa administrativa correspondiente, acudiremos a la Oficina Central de Atención al Ciudadano, en el caso de encontrarnos en Madrid, o a las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia y solicitaremos el Certificado de Últimas Voluntades. Sin embargo, si bien la emisión del certificado es un proceso bastante rápido, no se puede solicitar inmediatamente después del fallecimiento y se deberá esperar, al menos, 15 días hábiles a partir de la fecha de defunción.

    En el caso de que el Certificado de Últimas Voluntades nos informe de que no existe testamento alguno, será necesario tramitar una declaración de herederos abintestato a fin de determinar quiénes son los parientes más próximos del fallecido con derecho a heredar.

    Adicionalmente, es interesante destacar la existencia del Registro de Seguros de Vida, también llamado Registro de Contratos de Seguro de Cobertura de Fallecimiento. Se trata de otro registro informatizado, igualmente dependiente del Ministerio de Justicia, en el que se anotan todos los contratos de seguro de cobertura de fallecimiento o seguros de vida que se firmen en nuestro país y cuya finalidad es dar a conocer si una persona fallecida estaba asegurada con un seguro de cobertura de fallecimiento de forma que sus herederos, y beneficiarios del seguro de vida si existiese, puedan solicitar la correspondiente indemnización.

    De esta forma, con la información proporcionada por el Registro, el interesado puede dirigirse a las entidades aseguradoras que figuran en los certificados para, en su caso, averiguar si tienen derecho a la prestación asegurada.

    Tendrá acceso al Registro cualquier persona interesada en obtener información acerca de si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento y de la entidad aseguradora con quien esté suscrito. La información requerida le tendrá que ser facilitada en el plazo de un mes desde que se realice la solicitud.

    El Registro conservará los datos identificativos de la persona asegurada, de la entidad aseguradora y del contrato de seguro durante 5 años a contar desde la fecha de fallecimiento del asegurado en cuestión.

    Una vez que se ha obtenido el certificado, el interesado podrá recabar de las entidades aseguradoras información que le permita conocer si él ostenta la condición de beneficiario. Si el consultante no fuese beneficiario, la entidad aseguradora se limitará a hacer constar a aquél esta circunstancia.

    900 102 722
    Llamada gratuita 

    09:00 – 20:00 (L – V)

    Sede Central

    C/ Antonio Maura, 16. 28014 Madrid.

    CONTÁCTENOS
    Pida cita gratis y sin compromiso









    Share This