Cómo calcular el IRPH

29 enero, 2020
Lo que se solicita es la nulidad de este Índice y la devolución de cantidades que se hayan pagado de más. De conseguir la nulidad de dicha cláusula, el banco nos deberá devolver todo el dinero anticipado indebidamente.

1. La nulidad del IRPH.

El hecho de que el IRPH sea un índice oficial no lo convierte automáticamente en transparente, por lo que las entidades bancarias no quedan exoneradas de informar a los consumidores de las principales características del mismo. Por ello, la falta de explicación de sus peculiaridades puede conllevar la declaración de abusividad del mismo, es decir, la nulidad.

En el caso de dictarse la nulidad de dicho índice, significará la inexistencia del mismo y, por lo tanto, significará que nunca existió dentro del contrato de préstamo hipotecario. Dictada su nulidad, se deberá regir el préstamo por el índice sustitutivo que el cliente tenga en la hipoteca y, en caso de ya no existir por haber desaparecido o por también ser nulo, el tipo de interés pasaría al 0%.

Ahora solo queda esperar a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que se prevé para principios 2020. Existen razones para pensar que será estimatoria siguiendo la línea de todas las fases previas que se han resuelto a favor del consumidor.

2. La manipulación al alza.

El Banco de España afirmó que el índice IRPH se calcula a partir de los datos facilitados por las propias cajas cada mes.

Cada caja (todas ellas con una misma capacidad de influir en el índice independientemente del volumen de sus operaciones) puede influir en el resultado del índice aumentando los intereses, aplicados por ellas mismas, o que, en los datos facilitados por cada caja de forma mensual para conformar el índice, no solo se incluyen los préstamos hipotecarios por las mismas concedidos, sino también los importes de las comisiones que aplican a sus productos.

Todo ello determina que el índice IRPH esté también conformado no solo por el tipo de interés, sino por el importe de las comisiones aplicadas por cada entidad.

Sin embargo, estas conclusiones del Banco de España no afectaron a la decisión del Tribunal Supremo, quien inexplicablemente ha considerado que el mero hecho de influenciar no significa para nada manipular. Es decir, para el Tribunal Supremo tener la capacidad de influenciar al alza con tus propios actos un tipo de interés, no significa manipularlo al alza.

3. Cómo se calcula el IRPH.

Para comprender cómo se calcula el IRPH es importante aprender a diferenciar correctamente una media simple de una ponderada.

Un buen ejemplo podría ser el índice bursátil español de referencia, el IBEX 35, que sí es calculado mediante una media ponderada. Si esto no fuera así, para el índice, tendría la misma importancia o peso, que viene dado en función de la ponderación, una bajada del 1% del Banco Santander que otra del mismo nivel (1%) en Bankinter.

 

Sin embargo, como el Banco Santander posee una ponderación de 11.92 en el IBEX, mientras que Bankinter solo cuenta con un 1.08, sobre un total de 100, una variación igual en las dos acciones significará una repercusión sobre el índice del orden de 12 veces mayor debido a la influencia de Santander en comparación con Bankinter.


Sin embargo, para el caso que nos ocupa, el IRPH, se utiliza la media simple,  saliendo a la luz la oportunidad de “manipular” el índice.

Esto es posible ya que, si el banco grande aplica unos intereses bajos y el banco pequeño un tipo muy elevado, al realizar una media simple se pasa por alto que el primer banco tiene un peso mayor en el mercado, y en lugar de disminuir drásticamente el IRPH, como depende igualmente del banco pequeño, el IRPH subirá en contra de los intereses del consumidor.

Veamos un ejemplo práctico y real:

En el año 2013 el banco de Santander prestó 154.000 Millones de Euros a una media del 1.88%, en cambio el banco Pichincha España entregó tan solo 51 Millones al 6.16%. Una media ponderada nos daría 1,884%, que sería un interés real de lo que pagan los españoles. Pero al ser simple se ponen a la misma altura los dos, sin contemplar sus respectivas cuotas de mercado, y la media simple resultante es de 4,02%.

4. ​¿Qué se puede reclamar?

Lo importante en estos casos es la falta de transparencia al incluir la cláusula IRPH. Lo que se solicita es la nulidad de este Índice y la devolución de cantidades que se hayan pagado de más. Una vez declarado nulo, si en el contrato estaba previsto el Euribor como tipo sustitutivo, el banco procederá la conversión del préstamo al Euribor. Pero si en el contrato estaba previsto como tipo sustitutivo otra modalidad de IRPH o el CECA (el cual fue eliminado y ahora no existe) el tipo de interés será del 0% más el diferencial pactado.

Por tanto, en caso de conseguir la nulidad de dicha cláusula, el Banco nos deberá devolver todo el dinero anticipado indebidamente, más los intereses de este dinero al tipo del interés legal.

Iñaki Frade | Socio LEAN Abogados

Reclamar IRPH

Llamada gratuita 900 102 722

O, si lo prefieres, te llamamos

Loading
Call Now ButtonLlamada gratuita
Share This