• inicio
  • productos bancarios financieros
  • retracto del credito litigioso comentarios a la sentencia del tribunal supremo del 5 de marzo de 2020
  • Retracto del crédito litigioso. Comentarios a la sentencia del Tribunal Supremo del 5 de Marzo de 2020

    21 abril, 2020
    El retracto de crédito litigioso ha cobrado enorme protagonismo dentro de los despachos de abogados desde la pasada crisis financiera

    .El artículo 1535 del Código Civil regula una figura que había pasado inadvertida hasta hace relativamente poco tiempo, el llamado retracto de crédito litigioso o “retracto anastasiano” (denominación procedente del derecho romano, concretamente de la Ley Anastasiana). Este precepto, sin embargo, ha cobrado enorme protagonismo dentro de los despachos de abogados desde la pasada crisis financiera, dado que han sido la práctica totalidad de las entidades bancarias quienes han vendido a fondos de inversión internacionales paquetes de préstamos, generalmente con garantía hipotecaria, dudosos o fallidos. Esta situación ha provocado que muchos deudores vieran la oportunidad de saldar su crédito mediante el ejercicio del derecho de retracto del artículo 1535 Cc, pagando la misma suma de dinero que el fondo de inversión (cesionario) pagó al acreedor originario (cedente); suma que, como es obvio, estaría muy por debajo del nominal del préstamo. Hoy en día siguen generándose un significativo número de litigios sobre esta materia, pero, como a continuación veremos, las posibilidades de que el deudor salga con éxito del pleito son muy pocas, por no decir prácticamente nulas. Esto no significa que no haya sentencias de primera instancia o incluso de audiencias provinciales favorables a los deudores, pero el Tribunal Supremo ha venido a recordar en la reciente sentencia 151/2020, de 5 de marzo, que la jurisprudencia ha sido muy restrictiva en relación al reconocimiento del derecho de retracto de la cesión de crédito litigioso, reiterando su doctrina plasmada en anteriores sentencias.

    Dice el primer párrafo del artículo 1535 Cc:

    “Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho.”

    La propia norma indica qué debe entenderse por litigioso cuando en su párrafo segundo dice que se tendrá por litigioso un crédito desde que se contesta la demanda relativa al mismo. Por su parte, el tercer y último párrafo otorga al deudor un plazo de nueve días para ejercer el retracto, a contar desde que el cesionario le reclame el pago. Por tanto, el supuesto de hecho contemplado en el artículo 1535 Cc podría esquematizarse así: A tiene un crédito contra B por importe de 10 y se lo reclama judicialmente, pero B se opone a la demanda porque no está de acuerdo con la deuda, y contesta la demanda (requisito exigido por el párrafo segundo). Durante la tramitación de proceso y antes de que éste finalice por sentencia firme (así lo exige la jurisprudencia), A vende su crédito a C por importe de 7, de modo que C pasa a ocupar la posición de acreedor frente a B. Pues bien, por aplicación del artículo 1535 Cc, dentro de los nueve días siguientes, B podrá saldar su deuda pagando a C un importe de 7 (precio de la cesión) y no de 10 (importe de la deuda originaria), más las costas y los intereses desde la fecha en que se produjo el pago del precio de la cesión.

    De lo expuesto podemos extraer una primera y evidente conclusión: si el crédito cedido todavía no ha sido litigioso en los términos que exige el artículo 1535.2 Cc cuando es objeto de cesión, el deudor no podrá acogerse al derecho de retracto. Esto excluye todos los casos de cesiones de créditos fallidos que aún no han sido judicializados por el acreedor cedente en el momento de la cesión.

    Ahora bien, la comentada STS 05-03-2020, subrayando el carácter excepcional del derecho de retracto de crédito litigioso, advierte de que no es suficiente la existencia de cualquier litigio referente al crédito cedido para que el deudor pueda hacer uso del retracto. Es necesario que se trate de un pleito en el que el deudor discuta la existencia misma de la deuda y su exigibilidad, por lo que podrá ser calificado como litigioso un préstamo en el que el deudor haya demandado al banco para obtener la declaración de nulidad de alguna de sus cláusulas por abusividad, bien sea una cláusula suelo, o una cláusula de vencimiento anticipado, o de fijación de los intereses de demora, como así lo afirma expresamente la citada sentencia:

    “Por tanto, aplicando la interpretación asumida por dicha doctrina jurisprudencial, la posible existencia de un pleito que verse sobre la naturaleza, condiciones u otras vicisitudes a que se refiere la sentencia 149/1991, de 28 de febrero, necesitará para generar el derecho previsto en el art. 1535 CC afectar también a la propia existencia o exigibilidad de la obligación (vid. Sentencia 463/2019, de 11 de septiembre).

    No es lo que sucede en el presente caso en que lo debatido en el litigio proyectado sobre el crédito cedido se refiere a una cláusula de limitación de la variación a la baja del tipo de interés remuneratorio pactado (cláusula suelo), cuya eventual nulidad no afecta a la subsistencia ni a la exigibilidad del resto de las obligaciones derivadas del préstamo (devolución de capital conforme al régimen de amortización pactado y pago de los intereses remuneratorios calculados sin la citada limitación)”.

    Por último, la STS 05-03-2020 reitera la exclusión del ámbito del artículo 1535 Cc de las ventas de créditos realizadas en bloque o en paquetes. Así, la sentencia del Alto Tribunal dice:

    “En este mismo contexto hay que situar la figura de las cesiones de carteras o conjuntos de créditos (hipotecarios o de consumo, a consumidores o empresas) por parte de diversas entidades de crédito a terceras entidades – con frecuencia fondos de inversión extranjeros – de baja calificación crediticia (en situación de impago o riesgo de impago, en fase de ejecución judicial o no), que responden, como ha señalado la doctrina especializada, a la necesidad de “limpiar balances” a fin de ajustar el valor de los activos (crediticios en este caso) al valor real. Con ello se persigue un triple objetivo: mejorar el ratio financiero y de morosidad de la entidad, mejorar la liquidez con la entrada de los ingresos procedentes de la venta de la cartera y reducir las provisiones y costes de gestión de estos activos. Finalidades distintas de las contempladas en la ratio de la norma interpretada y, por el contrario, concomitante con la finalidad a que respondía el art. 36.4,b) de la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, cuando excluye la aplicación del art. 1535 CC en el caso de cesión de créditos litigiosos a la sociedad de gestión de activos”.

    Afirmación que viene, a su vez, contenida en la sentencia 165/2015, de 1 de abril, que ratificó el concepto de crédito litigioso y declaró que no cabe proyectar la figura del retracto cuando éste ha sido transmitido conjuntamente con otros, en bloque, por sucesión universal, no de forma individualizada, tal y como sucede en los casos de segregación previstos en el art. 76 de la Ley sobre Modificaciones Estructurales de las Sociedades Mercantiles.  En el mismo sentido se pronuncia la reciente sentencia 464/2019, de 13 de septiembre.

    Por consiguiente, la STS 05-03-2020 viene a zanjar de manera contundente las distintas interpretaciones dadas al artículo 1535 Cc por diversos juzgados de primera instancia y audiencias provinciales, en un loable propósito de favorecer a la parte más débil, al deudor hipotecario. A la vista de la doctrina expuesta, es de elemental conclusión afirmar que el retracto de crédito litigioso está llamado a regresar al rincón del olvido en el que ha permanecido durante tantos años.

    javier-viciano

    Javier Viciano | Socio LEAN Abogados

    Abogados especialistas

    Llamada gratuita 900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    Loading
    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This