• inicio
  • procesal
  • rebeldia procesal y la ficta confessio en el ambito del juicio verbal
  • Rebeldía procesal y la ficta confessio en el ámbito del juicio verbal

    20 marzo, 2020
    La declaración de rebeldía en nuestro ordenamiento jurídico puede suponer una ventaja para la parte actora, pero en ningún caso hay que descuidar las obligaciones en cuanto a la carga de la prueba

    1. Regulación normativa y concepto legal

    La declaración de rebeldía procesal por la incomparecencia del demandado una vez que ha sido citado en tiempo y forma, suele conllevar un cierto riesgo para la parte actora, que piensa que ante la incomparecencia del demandado el pleito esta ganado, ocasionando más de un sofoco al letrado que no toma las precauciones adecuadas para garantizar el resultado favorable para su cliente. El artículo 496 de la Ley de Enjuiciamiento Civil es claro al respecto y así ha sido señalado reiteradamente por la doctrina del Tribunal Supremo, y es que en nuestro Derecho, la rebeldía del demandado no equivale ni a su allanamiento a la pretensión actora, ni al reconocimiento de los hechos, sino que subsiste en el actor la carga de acreditar los hechos fundamentales en los que basa su pretensión.

    Es cierto que la situación de rebeldía procesal no debe, ni puede colocar al demandado rebelde en una situación de ventaja exigiéndole al demandado en palabras del Tribunal  Supremo “no ya una «probatio» diabólica, sino una acreditación imposible a falta de una colaboración y lealtad procesal siempre exigible a quienes acuden, o abdican de dicha facultad, como litigantes ante la Administración de Justicia” pero conviene tener en muy en cuenta que la parte actora no debe relajarse en cuanto a las obligaciones que le impone el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y siempre hay que tener muy presente el principio general en materia de carga probatoria que rige en nuestro proceso civil, en virtud del cual, corresponde la prueba de las obligaciones al que reclama su cumplimiento, , en definitiva “el que alega debe probar”.

    Ahora bien al igual que al demandante le corresponde la prueba de las obligaciones cuyo cumplimiento reclama, a la parte demandada declarada rebelde la toca en suerte alegar y probar los hechos impeditivos, extintivos, o excluyentes, como así establece el art. 217 LEC, de modo que pueda verse liberado de dar cumplimiento a la obligación cuya efectividad y satisfacción se le reclama de contrario.  La demandada conforme doctrina jurisprudencial reiterada “está forzada a probar que la obligación cuyo cumplimiento se le reclama no es válida y eficaz, o que aun siéndolo no le es exigible, o que no existe por haber sido ya satisfecha, o que los hechos en los que se fundamenta la pretensión de la actora, no se produjo como alegó, y, ello por cualquiera de los medios de prueba que le asisten de conformidad con las leyes procesales”.  

    Y es precisamente esta última actividad procesal, la que debe ser aprovechada por la parte actora  ya  que la demandada declarada en rebeldía  ha omitido, no habiendo alegado ni probado hechos que le eximan de dar cumplimiento a la obligación que se le reclama.

    Uno de los medios de prueba que puede utilizar la actora para acreditar los hechos en los que fundamenta su pretensión es precisamente el interrogatorio de la parte demandada.  Es cierto que no cabe otorgar a la confesión un valor preponderante sobre los demás medios de prueba, por lo que conviene reforzarla con otros medios de prueba admitidos y comúnmente utilizados como la prueba documental, o la testifical en su caso. Ahora bien que ocurre cuando el demandado que se encuentra en rebeldía procesal no comparece a la vista, para la que fue citado personalmente con las advertencias legales sobre las consecuencias que su incomparecencia podía deparar. ¿Es posible solicitar la «ficta confessio» contemplada en el art. 304 L.E.C?.  La respuesta es afirmativa sin bien hay que tener en cuenta determinados requisitos para que la referida figura sea acogida por el Magistrado, ya que la declaración de confeso no es automática (no es un efecto inmediato de la no presencia), sino «facultativa» (conforme al término «podrá»), por lo que el Juez es libre de resolver como crea conveniente.

    En principio, nuestros tribunales exigen para dicha declaración de confeso los siguientes requisitos:

    1) Citación con apercibimiento de que no asistieren y se propusiere y admitiere su declaración, podrán considerarse admitidos los hechos del interrogatorio (art. 440.1.2.º LEC ), y, por ello -atendidos sus efectos- realizada de manera exquisita (con relevancia constitucional).

    2) Incomparecencia voluntaria o injustificada, que cause indefensión a la otra parte, al privarle de esa prueba.

    3) Proposición y admisión del interrogatorio, que ha de versar sobre: (a) hechos en los que la parte hubiese intervenido personalmente, no de terceros,

        (b) cuya fijación como ciertos le sea enteramente perjudicial. Ello supone  que el Letrado debe llevar un listado de preguntas o hechos sobre los cuales el Juzgador podrá aplicar el efecto de confesión.

    4) Existencia de otros elementos periféricos que permitan efectuar dicha declaración (y valoración conjunta), y no la excluyan.

    5) La motivación del uso de la facultad legal.

    2. Conclusiones finales

    En definitiva la declaración de rebeldía en nuestro ordenamiento jurídico puede suponer una ventaja para la parte actora, pero en ningún caso hay que descuidar las obligaciones en cuanto a la carga de la prueba que el artículo 217 de la LEC la impone. La declaración de rebeldía suele venir acompañada de la solicitud por parte de la actora de la declaración de confeso del demandado pero para poder solicitar tal declaración y dado el carácter facultativo de la misma es necesario que se cumplan los requisitos enumerados.   

    enrique-rodriguez-b&c

    Enrique Rodríguez | Socio LEAN Abogados

    Especialistas en Derecho Procesal

    Llamada gratuita 900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    Loading
    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This