• inicio
  • abogados laboralistas
  • fin del erte hay exoneraciones en el pago de la seguridad social
  • Fin del ERTE. ¿Hay exoneraciones en el pago de la Seguridad Social?

    24 junio, 2020
    Una vez finalizado el ERTE, ¿se siguen aplicando las bonificaciones en los seguros sociales hasta el 30 de junio?

    Como consecuencia de la publicación del RD 18/2020 de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo,  se han dado una serie de interpretaciones a la hora de aplicar las bonificaciones en seguridad social una vez que finaliza el ERTE. Una situación que favorece que, que a día de hoy, al limite para el envío de seguros sociales de mayo, aún no haya un criterio claro proveniente de la Dirección General de Trabajo que nos permita adoptar una decisión correcta según ese criterio: es decir, una vez finalizado el ERTE, ¿se siguen aplicando las bonificaciones en los seguros sociales hasta el 30 de junio o, por el contrario, una vez acabado, ya no se exoneran cuotas en seguridad social?

    Si nos basamos en la literalidad del Real Decreto, entendemos que la exoneración de cuotas finaliza cuando todos los trabajadores se han incorporado y por tanto el ERTE ha finalizado. La norma establece que la exoneración se aplicará mientras haya un ERTE, ya sea total, ya sea lo que se ha denominado ERTE parcial. El ERTE finaliza, por tanto, una vez los trabajadores se incorporan y la empresa lo comunica a la Autoridad Laboral.

    Sin embargo de la lectura de las instrucciones que se dan en el Boletín de Noticias Red publicadas por la TGSS, parece deducirse lo contrario: que aun cuando todos los trabajadores que estaban en el ERTE se han incorporado, ello no implica que dejen de aplicarse las bonificaciones. Es decir, se pueden desafectar a los trabajadores del ERTE y seguir aplicando las bonificaciones porque la comunicación a Empleo de la desafectación no implica renuncia al ERTE.

    Pero, ¿qué pasaría si posteriormente la inspección detecta que ha terminado el ERTE en mayo, puesto que los trabajadores desafectados no han vuelto a incorporarse y, sin embargo, en junio se han aplicado bonificaciones? ¿considerará que el fin del ERTE tiene fecha de mayo y por tanto las bonificaciones no corresponden?

    Sabemos que, tanto si el ERTE sigue como al principio como si se ha incorporado algún trabajador (ERTE parcial), las bonificaciones se siguen aplicando.

    • En el caso de que el ERTE no se haya modificado las exoneraciones serán del 100 por 100.
    • Si se ha modificado y se ha acogido la empresa al ERTE parcial, las exoneraciones serán mayores para los trabajadores incorporados, pero también los que sigan en el ERTE tendrán una parte bonificada. En todo caso, seguirán aplicándose bonificaciones en las cuotas.

    Si la empresa ha finalizado el ERTE entre el 1 y el 12 de mayo, hasta el día de la finalización está claro que se aplica el 100 por 100 de bonificación. Después de la finalización ya no se aplicarían las bonificaciones.

    ¿Y si la empresa ha terminado entre el 13 y el 31 de mayo?, porque en ese caso al comunicar a la TGSS la declaración responsable (boletín de noticias red 11/2020 y 14/2020) necesariamente se deben comunicar las claves de inactividad, y automáticamente se aplican bonificaciones.

    ¿Cómo debemos hacerlo? ¿Nos guiamos por el sentido literal de la norma que nos llevaría a no deducir una vez acabado el ERTE? ¿Hacemos declaración responsable a TGSS, pese a que las instrucciones dicen lo contrario o nos guiamos por lo que dice TGSS y al hacer la declaración responsable de forma automática se nos aplican las bonificaciones?

    Seria injusto que una empresa que ha finalizado el ERTE el 8 de mayo no puede exonerarse las cuotas de mayo y junio y otra empresa que finaliza el ERTE el 14 de mayo pueda beneficiarse de la exoneración de seguros sociales durante mayo y junio.

    Todo ello sumado a la duda de, si se aplican exoneraciones y después hay una posible Inspección y ésta entiende que no se deberían aplicar, nos toque devolver las bonificaciones con recargo y sanción.

    Por otro lado, si optamos por no aplicar la bonificación, aconsejando a nuestros clientes de forma prudente, y luego el criterio de la Inspección dice que procede la exoneración, le generaríamos a la empresa una pérdida por las bonificaciones no aplicadas…

    Esta situación genera un marco de inseguridad jurídica que nos hace a los asesores asumir responsabilidades y decidir cuál es la interpretación idónea, mientras los plazos corren, de las autoliquidaciones que se deben presentar ya, tanto si adoptas una vía como si escoges la contraria.

    Esperemos que haya una aclaración de criterio para que todas las empresas se vean beneficiadas en la misma medida, para no tener que realizar nosotros interpretaciones ni adoptar decisiones que no nos deberían corresponder, y en definitiva, para que podamos trabajar con seguridad jurídica.

    No obstante entendemos que se avecinan meses complicados en los que finalmente deberán ser los juzgados quienes diriman las controversias generadas, porque a día de hoy, momento de realizar las autoliquidaciones, si algo tenemos claro es precisamente que no hay nada claro.

         Rafael Peralta Arco | Socio LEAN Abogados

    Abogados Especialistas

    Llamada gratuita 900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    [et_pb_posts_blog_feed_masonry_agsdcm posts_per_page=»5″ show_pagination=»off» show_author=»off» show_categories=»off» show_more=»off» category_id=»90,250,154,47″ show_comments=»off» post_bg_color=»#757575″ _builder_version=»4.4.8″ title_font=»|600|||||||» title_text_color=»#6f9383″ meta_text_color=»#6f9383″ body_text_color=»#000000″ body_font_size=»14px» blog_feed_module_type=»masonry»][/et_pb_posts_blog_feed_masonry_agsdcm]
    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This