• inicio
  • abogados laboralistas
  • estoy jubilado trabajando cuenta propia
  • Estoy jubilado y sigo trabajando por cuenta propia: ¿Puedo percibir el 100% de mi pensión?

    23, Abr, 2019 | Derecho Laboral | Jubilado trabajando por cuenta propia

    1. Planteamiento de la cuestión

    La Ley 6/2017 de 24 de octubre de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo modificó la redacción del art. 214.2 del Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, cuyo tenor literal es el siguiente:

    “Artículo 214. Pensión de jubilación y envejecimiento activo.

    La cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será equivalente al 50 por ciento del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo, excluido, en todo caso, el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista.

    No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100 por ciento”.

    La aplicación de la ley genera para el trabajador autónomo la posibilidad de disfrutar de la prestación pública a la vez que desarrolla una actividad por cuenta propia. Eso sí, la norma exige tener contratado, al menos, un trabajador por cuenta ajena.

    La novedad que supuso tal compatibilidad destapó, a su vez, una serie de supuestos fronterizos con el trabajo autónomo, tales como el de los partícipes de comunidades de bienes o de los administradores de la sociedad de capital. Todo ellos incardinados en el régimen especial correspondiente al trabajador autónomo bajo formas jurídicas distintas a la del empresario individual. No olvidemos que en estos casos la normativa en materia de seguridad social suele imponer a quienes ejercen el comercio bajo estas formas el encuadramiento forzoso en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

    2. Controversia

    Planteada la cuestión, la pregunta es obvia: ¿Pueden los miembros de una comunidad de bienes compatibilizar el trabajo por cuenta propia con el disfrute del 100 % de su pensión si tienen contratado, al menos, un trabajador por cuenta ajena? ¿Y los socios-administradores de las sociedades de capital?

    3. Resoluciones aplicables a los supuestos

    a) Comunidad de bienes

    Los juzgados y tribunales del Orden Jurisdiccional Social ya se han pronunciado sobre este supuesto. Concretamente la Sala de lo Social Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en sentencia 2465/2018 de 11 de diciembre, desestimó el recurso interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social frente a la sentencia del juzgado de lo Social nº 6 de Bilbao que resolvió la cuestión en favor del solicitante de la prestación. El Tribunal, al fundamentar su decisión, hace referencia a otras sentencias dictadas con anterioridad:

    “Tal y como razona la sentencia recurrida, el trabajador demandante tiene derecho al 100% de la pensión de jubilación compatible con su trabajo por cuenta propia, pese a formar parte de una comunidad de bienes que tiene contratados a dos trabajadores por cuenta ajena. Se trata de un supuesto que ya hemos analizado y resuelto en nuestra sentencia de fecha 9 de octubre de 2018, recurso 1.746/2018, en relación a las comunidades de bienes constituidas por los trabajadores autónomos, y que reiteramos y ampliamos en nuestra sentencia dictada en el recurso 1960/18. Reproducimos nuevamente nuestros argumentos a continuación:

    «UNICO. – El art. 305.1 de la Ley General de la Seguridad Social define al trabajador autónomo que actúa laboralmente como persona física. El apartado 2 de la norma describe otras actividades que determinan el encuadramiento en el régimen especial de los trabajadores autónomos, entre las que se incluyen (apartado d) la de los comuneros de las comunidades de bienes. El aquí demandante no desarrolla su actividad como trabajador autónomo en cuanto persona física sino en su condición de miembro de una comunidad de bienes. Quien actúa como empresa y empleador de los trabajadores por cuenta ajena es la comunidad de bienes, cuya condición de empresa le está atribuida por el art. 1.2 del Estatuto de los Trabajadores. No obstante lo anterior ha de tenerse presente que las comunidades de bienes, aunque figuran como potenciales empresarios de los trabajadores por cuenta ajena, se diferencian sustancialmente de las restantes modalidades de sociedad civil o mercantil, en la circunstancia de que las comunidades de bienes no poseen personalidad jurídica distinta a la de los comuneros o titulares de la comunidad; básicamente porque las comunidades de bienes no limitan la responsabilidad societaria a su patrimonio (dejando a salvo el patrimonio personal de los socios o partícipes), sino que la responsabilidad económica y laboral que pudiera imputarse a la comunidad de bienes alcanza a las personas física de los comuneros. Todo ello implica que los titulares de las comunidades de bienes han de estar encuadrados dentro del régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social porque así lo impone el citado artículo 305.1-d de la Ley General antes citada; pero los trabajadores por cuenta ajena al servicio de la comunidad de bienes lo son realmente de las personas físicas titulares de dicha comunidad. Ha de concluirse que los trabajadores por cuenta ajena de la comunidad de bienes de la que es cotitular el demandante, lo son realmente de éste y del otro comunero, pero no de la comunidad. Queda, por consiguiente, cumplido el requisito del artículo 214.2 de la Ley General de la Seguridad Social para que el demandante tenga derecho a lucrar el 100% de la pensión de jubilación, al deberse de considerar empleador de trabajadores a su cuenta

    En este supuesto, como se desprende de la lectura del extracto de la resolución, quien solicitó la prestación pública fue un miembro de una comunidad de bienes. Resulta fundamental para la resolución del litigio la confusión que se produce entre los miembros de la comunidad de bienes y la propia comunidad, al no diferenciar la personalidad jurídica de unos respecto de la otra.

     

    b) Socios-administradores de sociedades de capital

    Al respecto del administrador de la sociedad de capital resulta de interés lo resuelto por el Juzgado de lo Social nº 3 de Oviedo en sentencia 358/2018 de 17 de julio:

    “En atención a ello, a que la interpretación que realiza la entidad gestora es restrictiva y no resultante del tenor literal de la norma, contraria a la finalidad legislativa misma de ella, procede acoger la pretensión demandante reconociéndole el derecho a lucrar la pensión de Jubilación Activa en el 100% de su base reguladora mensual acreditada de 1.221,84 € desde los efectos económicos reconocidos de 1.11.2017.

    El precepto 214.2 LGSS no excluye a los trabajadores encuadrados obligatoriamente en el RETA por mor de lo previsto en el artículo 305.2 apdo. b) del mismo texto legal, caso del demandante, sólo excluye de la totalidad del articulado (214) a los trabajadores que desempeñen un PT o alto cargo en el sector público (apartado 7º.2 del art. 214 LGSS).

    (…)

    A lo anterior, cabe añadir que la propia DGOSS en Consulta de 21.3.18, aun sin valor vinculante pero con carácter orientativo o ilustrativo, ha sentado que los trabajadores autónomos cuyo alta en el RETA derive -como es el supuesto- de lo prevenido en el art. 305.2 de la LGSS, apartados b), c), d), e) y l), y acrediten haber celebrado un contrato de trabajo por cuenta ajena actuando como empresarios, podrán acceder a la nueva modalidad de jubilación activa contemplada en el artículo 214.2 del TRLGSS.

    Obviamente en el caso del art. 305.2 b) LGSS, aun siendo el administrador único y socio mayoritario persona física encuadrada en el RETA por razón de dicha condición, y ello con carácter obligatorio legalmente, quien contrata por cuenta ajena es la sociedad limitada que tiene personalidad jurídica propia y separada de la de sus socios o partícipes, haciéndolo representada en dicho acto de contratación por la persona física administradora única de la mercantil, por lo que no cabe exigir en el caso que el administrador único de la mercantil limitada, hoy demandante, con funciones de gerencia y dirección de la mercantil, contrate con tercero por cuenta ajena como persona física o empresario individual, por cuanto su inclusión obligada en el RETA no viene dada por dicha última condición.”

     

    La ratio decidenci de la sentencia interpreta el precepto para su aplicación al supuesto de que el beneficiario de la compatibilidad sea el administrador de una sociedad mercantil, a su vez accionista mayoritario de la misma. Y lo hace eximiendo a tal administrador del requisito tener contratado al menos un trabajador por cuenta ajena de manera individual. En este supuesto, la clara diferenciación de la personalidad jurídica del socio-administrador respeto de la de su administrada no parece ser un elemento que permita denegar el derecho al solicitante de la prestación compatible con el trabajo con cuenta propia.

    4. Conclusiones

    A pesar de que la literalidad del precepto analizado recoge un supuesto concreto, la intervención de los diferentes operadores jurídicos y su esfuerzo interpretativo han abierto la posibilidad de disfrutar del 100% de la prestación por jubilación a una serie de comerciantes, que, amparados en distintas formas jurídicas, podrán continuar con su actividad a la vez que se favorece el empleo por cuenta ajena. Veremos cómo evoluciona la jurisprudencia sobre la materia y si otros supuestos análogos a los citados también podrán obtener tal beneficio.

    raul-trujillo-b&c

    Raúl Trujillo Núñez

    Socio | LEAN Abogados

    Share This