• inicio
  • abogados laboralistas
  • 8 dudas para solicitar la incapacidad laboral permanente
  • 8 dudas para solicitar la incapacidad laboral permanente

    22 diciembre, 2020
    Para el reconocimiento de una invalidez permanente es necesario partir de la existencia de unas secuelas definitivas, entendiendo por secuela la situación patológica definitiva

    El Concurso de acreedores necesario

    La ley establece un incentivo para los acreedores diligentes que, para salvaguardar su patrimonio, créditos y los del resto de acreedores, insta la solicitud de concurso.

    Loading

    1. ¿Cuándo hay una incapacidad laboral?

    El art. 193 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por real decreto legislativo 8/15 de 30/10 dispone que “la incapacidad permanente contributiva es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. No obstará a tal calificación la posibilidad de recuperación de la capacidad laboral del incapacitado, si dicha posibilidad se estima médicamente como incierta a largo plazo”.

    Ello supone que, para que se declare la Invalidez Permanente Total, deben darse las notas o caracteres fundamentales que establece la Ley General de la Seguridad Social:

    1. Que las reducciones anatómicas o funcionales graves sean objetivas, esto es, que se puedan constatar médicamente de manera indudable.

    2. Que tales reducciones sean previsiblemente definitivas, es decir, incurables o insuperables.

    3. Que, puestas en relación con su actividad laboral, la impidan o dificulten de forma total.

    Así, para el reconocimiento de una invalidez permanente es necesario partir de la existencia de unas secuelas definitivas, entendiendo por secuela la situación patológica definitiva y determinante de una limitación funcional objetiva que suponga la imposibilidad de desarrollar la mayoría o las más significativas funciones de la profesión habitual del trabajador, teniendo en cuenta no sólo el trabajo que podía desempeñar en el momento de producirse el hecho causante (es decir, la enfermedad o el accidente), sino las funciones del grupo profesional en que el interesado estaba encuadrado en el momento de producirse el hecho causante de la incapacidad.

    No hay, pues, que tomar en consideración la enfermedad o las lesiones que el trabajador tuvo, sino las secuelas que le queden después de haber estado sometido al oportuno tratamiento.

    2. ¿Qué grados de incapacidad existen?

    El art. 194 del mencionado texto legal contempla los grados de incapacidad permanente en función del porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo del interesado.

    • Parcial para la profesión habitual: Ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento para dicha profesión.
    • Total para la profesión habitual: Inhabilita al trabajador para su profesión habitual, pero puede dedicarse a otra distinta.
    • Absoluta para todo trabajo: Inhabilita al trabajador para toda profesión u oficio.
    • Gran invalidez: Cuando el trabajador incapacitado permanente necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.

    3. ¿Quién emite la declaración de incapacidad?

    La declaración de incapacidad, en cualquiera de sus grados, la efectúa el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

    4. ¿Cómo se inicia el expediente?

    El INSS puede actuar de oficio, a petición de la inspección de trabajo o a petición del servicio público de salud. Pero también puede iniciarse el procedimiento a solicitud de las mutuas o entidades colaboradoras o a petición del interesado.

    5. ¿Cómo se desarrolla el expediente?

    En el expediente, tanto el interesado como las mutuas pueden efectuar las alegaciones y pueden aportar las pruebas, fundamentalmente médicas, que estimen oportunas. Normalmente, se aporta también el profesiograma, es decir, la relación de funciones del puesto de trabajo del interesado para examinar cuál de ellas puede verse afectadas por las secuelas. El equipo de valoración de incapacidades formulará un dictamen-propuesta teniendo en cuenta el informe médico efectuado por los facultativos de la dirección provincial del INSS.

    6. ¿Cómo termina el expediente?

    El expediente finaliza con la resolución del INSS declarando el grado de incapacidad, la cuantía de la prestación económica y el plazo a partir del cual se puede instar la revisión de la incapacidad por agravación o por mejoría.

    7. ¿Cuándo se extingue la pensión reconocida?

    La pensión puede extinguirse porque se revise la incapacidad, cuando se reconozca la pensión de jubilación (al no poderse compatibilizar las dos pensiones) y, como es lógico, por el fallecimiento del pensionista.

    8. ¿Qué cuantías corresponden a cada grado?

    La determinada por la base reguladora (que se calcula en función de las cotizaciones) y el porcentaje que se aplica según el grado de incapacidad permanente reconocido.

    • 1. Incapacidad permanente parcial. Consiste en una indemnización a tanto alzado (24 mensualidades de la base reguladora que sirvió para el cálculo de la incapacidad temporal).
    • 2. Incapacidad permanente total. 55% de la base reguladora. Se incrementará un 20% a partir de los 55 años cuando por diversas circunstancias se presuma la dificultad de obtener empleo en actividad distinta a la habitual.
    • 3. Incapacidad permanente absoluta. 100% de la base reguladora.
    • 4. Gran invalidez. Se obtiene aplicando a la base reguladora el porcentaje correspondiente a la incapacidad permanente total o absoluta, incrementada con un complemento.

    Abogados especialistas

    Llamada gratuita
    900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    Nosotros te llamamos

    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This