• inicio
  • penal
  • accidentes de trafico imprudencias y sanciones tras la modificacion del codigo penal
  • Accidentes de tráfico: imprudencias y sanciones tras la modificación del Código Penal

    12, Feb, 2019 | Derecho Penal | Accidentes de tráfico y Código Penal

    1. Introducción

    El pasado 29 de noviembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales la Proposición de Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y sanción del abandono del lugar del accidente.

    Dicha proposición, pactada con el acuerdo de la práctica totalidad de los grupos parlamentarios, tiene prevista su aprobación durante el próximo mes, a expensas únicamente de su paso por el Senado.

    Por lo que hace referencia a su contenido, la novedad implícita más importante de la reforma es la de la revocación del carácter excepcional al que había quedado reducida la posibilidad de solicitar y obtener, vía denuncia, la intervención del Médico Forense, en puridad reducida a la mínima expresión desde la abolición de los antiguos Juicios de Faltas.

    2. La Reforma del Código Penal

    De igual modo, la reforma del Código Penal supera un obstáculo insalvable para muchos lesionados: la exigencia de que hubiera una oferta motivada por parte de la aseguradora como requisito de procedibilidad para poder iniciar el procedimiento extrajudicial previsto en el Real Decreto 1148/2015, dirigido a regular la intervención de los Forenses de manera gratuita para el lesionado en las reclamaciones por hechos relativos a la circulación de vehículos a motor. En la práctica diaria, en multitud de ocasiones, las entidades aseguradoras han venido realizando un uso excesivo y contrario al espíritu inicial de la Ley 35/2015, de la figura de la respuesta motivada, la cual veda la posibilidad de acceso al procedimiento extrajudicial anteriormente señalado.

    Entrando en el fondo de la reforma, la misma se articula a través de una doble vía:

    1º.-La introducción de unos nuevos artículos: 142 bis, 152 bis y 382 bis del Código Penal.

    2º.-La modificación de los artículos: 142, 152 y 382 del Código Penal.

    Desde el punto de vista práctico, la novedad más importante viene determinada por la modificación de los párrafos 1º y 2º del art. 152.2 del Código Penal. De la redacción actual “El que por imprudencia menos grave causare alguna de las lesiones a que se refieren los artículos 149 y 150 será castigado con una pena de multa de tres meses a doce meses. Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a motor o un ciclomotor, se podrá imponer también la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año”, se pasa la siguiente: “El que por imprudencia menos grave causare alguna de las lesiones a que se refieren los artículos 147.1, 149 y 150, será castigado con la pena de multa de tres meses a doce meses. Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo a motor o un ciclomotor, se podrá imponer también la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año. Se reputará imprudencia menos grave, cuando no sea calificada de grave, siempre que el hecho sea consecuencia de una infracción grave de las normas sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, apreciada la entidad de ésta por el Juez o el Tribunal

    3. Imprudencias menos graves

    Como es de ver, se añaden al catálogo de imprudencias menos graves todas aquellas cuyo resultado sea, simplemente, el de una lesión que requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico (art. 147.1), es decir, simplemente la intervención de un facultativo médico que prescriba y controle la efectiva realización de rehabilitación por parte del lesionado. Éste es el supuesto que concurre en la inmensa mayoría de las reclamaciones de indemnización por lesiones sufridas en un accidente de tráfico que se tramitan cada día. Frente a dicha novedad, con carácter previo a la reforma, la gravedad mínima de las lesiones susceptibles de dar lugar a la tramitación de un procedimiento penal venía referida a “la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave enfermedad somática o psíquica”, supuestos estos de enorme mayor gravedad y, sobre todo, excepcionalidad.

    A su vez, es igual o aún más relevante, si cabe, la reforma operada mediante la introducción del párrafo “Se reputará imprudencia menos grave, cuando no sea calificada de grave, siempre que el hecho sea consecuencia de una infracción grave de las normas sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial”, lo que obliga a una remisión al art. 76 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que contempla hasta veinte conductas distintas calificadas expresamente como infracción grave, incluyendo entre ellas conductas tan diversas y amplias como “No respetar los límites de velocidad reglamentariamente establecidos”, “Incumplir las disposiciones de esta ley en materia de preferencia de paso, adelantamientos, cambios de dirección o sentido y marcha atrás, sentido de la circulación, utilización de carriles y arcenes”, “No respetar la luz roja de un semáforo”, “No respetar la señal de stop o la señal de ceda el paso”, “Conducción negligente” o “No mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente”.

    Todas estas conductas, una vez que entre en vigor la reforma, al día siguiente de su publicación en el BOE, serán susceptibles de reclamación mediante denuncia y, a su través, reconocimiento forense, siempre que para su curación sea necesario cualquier tipo de tratamiento médico, lo que de facto puede dar lugar a una regresión a la situación anterior a la despenalización de las faltas.

    Francisco Barba | Socio LEAN Abogados

    Share This