• inicio
  • herencias
  • que es la legitima
  • Herencias: ¿Qué es la legítima?

    18, Feb, 2019 | Herencias | La legítima

    1. ¿Qué es la legítima?

    En las herencias, la legítima es aquella parte de la que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos (artículo 806 Código Civil). Es decir, el testador (quien está previendo qué pasará con sus bienes cuando fallezca) tiene algunos bienes de los que no podrá disponer libremente. La ley le obliga a respetar una distribución (en general, en favor de hijos) en todas las comunidades autónomas del país menos en Navarra, donde sí existe la posibilidad de disponer libremente de todos los bienes gracias a las particularidades del Derecho Foral Navarro.

    2. ¿Quiénes son los legitimarios o herederos forzosos?

    Los legitimarios o herederos forzosos son, por tanto, aquellos que tendrán derecho a parte de los bienes del heredero. En concreto, el Código Civil prevé como legitimarios a los hijos o descendientes, los padres o ascendientes y el cónyuge viudo, si bien a éste el testador no le tendrá que reservarle una parte de los bienes en propiedad, sino en usufructo (artículo 807 Código Civil).

    3. ¿Qué ocurre si alguien no tiene legitimarios o herederos forzosos?

    El artículo 763 del Código Civil establece lo siguiente: “El que no tuviere herederos forzosos puede disponer por testamento de todos sus bienes o de parte de ellos en favor de cualquier persona que tenga capacidad para adquirirlos.

    El que tuviere herederos forzosos sólo podrá disponer de sus bienes en la forma y con las limitaciones que se establecen en la sección quinta de este capítulo”.

    Es decir, en el caso de que no concurran herederos forzosos, sí existirá libertad de disposición por parte del testador.

    4. ¿Qué diferencia existe entre legitimario y heredero?

    En principio, el legitimario o heredero forzoso es un término que se utiliza para designar a quien tiene derecho a una parte de la herencia por imperativo legal.

    Heredero es quien es constituido así por el testador. Por ello puede ocurrir que nos encontremos en una herencia con herederos, por un lado, y legitimarios (o herederos forzosos), por otro.

    Es decir, el legitimario sólo será heredero si es instituido como tal, o en caso de no serlo, si abierta la sucesión intestada (sin testamento), el legitimario es llamado como heredero.

    En resumen, podemos señalar las siguientes diferencias:

    • El legitimario es heredero forzoso, pero no es forzoso serlo a través de la figura del heredero. Se permite dejar la legítima por cualquier título (heredero, legatario, incluso donatario).
    • El legitimario tiene derecho a una parte alícuota de la herencia, es decir, de la herencia líquida, una vez descontadas deudas y cargas.
    • El hecho de ser legitimario no le convierte en obligado personal de la herencia, a diferencia del heredero.

    5. Supuestos concretos de legítima: legítima forzosa y mejora

    Se regula en el artículo 807 del Código Civil, que prevé varios supuestos

    1. Si el heredero fallece con hijos, éstos serán sus legitimarios. Tendrán derecho a:

    • Un tercio de legítima directa por partes iguales (legítima forzosa)
    • Un tercio de la legítima de mejora, en la proporción que ordene el testador. En ésta, el testador podrá disponer libremente como quiera pero sólo entre los herederos forzosos.

    Por ejemplo, se puede disponer con tres hijos de la siguiente manera: 1/3 para los tres hijos por partes iguales y el otro tercio (el de mejora) sólo para uno de los hijos. Así, dos recibirán 1/6 cada uno (2/6 en total) y el tercero recibirá 4/6.

    2. Los nietos o descendientes serán llamados como legitimarios en caso de premoriencia, desheredación o indignidad de alguno de los hijos. No serán llamados en caso de repudiación, siguiendo lo establecido para la sucesión intestada por analogía. En todos estos casos, lo serán por derecho de representación.

    De este modo, si uno de los tres hijos fallece, los nietos podrán representarle en su proporción (en el ejemplo anterior, los tres nietos asumirían por representación la parte de su progenitor fallecido; podría ser 1/6 entre cada uno de los nietos por partes iguales).

    3. Si han premuerto todos los hijos y descendientes o bien nunca llegaron a nacer, serán legitimarios los padres, y si hubieran premuerto, los ascendientes del testador.

    4. Los ascendientes nunca podrán adquirir la condición de legitimarios si existen descendientes.

    6. ¿Cómo se realiza el cálculo de la legítima?

    Mediante dos operaciones:

    1. Cálculo de la legítima global. Según refiere el artículo 1.338 del Código Civil, esto consiste en fijar el importe del “quantum” (es decir. el total o cantidad total) de la legítima global mediante 2 operaciones:

    • El cálculo de la herencia neta o relictum. Para ello, del activo de la herencia se deduce el pasivo, formado por las deudas y cargas que puedan existir (pagos pendientes, por ejemplo).
    • La adición o suma del relictum al donatum. Este último (el donatum) está formado por todas las donaciones otorgadas en vida por el causante. En ocasiones, quien fallece ha entregado en donación bienes a uno de los hijos, por ejemplo. Dichos bienes deben formar parte del cálculo. Podría ser injusto que uno reciba por un lado a través de donación y otros sólo por herencia (menos parte, además).

    2. Una vez que se sabe el total a repartir, procede calcular la legítima individual que corresponde a cada legitimario. Se debe dividir la herencia en tantas partes como sea necesario según quiénes sean los legitimarios, de forma que:

    • Si los legitimarios fueren hijos o descendientes se dividirá la herencia en tres tercios: legítima estricta (para los herederos forzosos por ley), tercio de mejora (para los herederos forzosos según la voluntad del testador) y tercio de libre disposición (el testador podrá dar esta parte a quien quiera).
    • Si los legitimarios fueran los padres o ascendientes y no concurrieran con el cónyuge viudo, se dividirá la herencia en dos: 50% legítima, y 50% parte de libre disposición.
    • Si los legatarios fueran los padres o ascendientes y concurrieran con el cónyuge viudo, se dividirá la herencia así: 1/3 de legítima y 2/3 de libre disposición.

    7. Supuesto de reducción de las disposiciones inoficiosas por perjudicar la legítima de herederos forzosos

    Estos supuestos se dan cuando el testador ha dispuesto más de lo que libremente podía disponer a través de donaciones, legado o a través de la institución de heredero. Por ello, si los herederos forzosos en vez de recibir su parte (1/3 de legítima forzosa y 1/3 de mejora), reciben menos, hay que corregir dicho reparto.

    El artículo 636 del Código Civil establece que: “No obstante lo dispuesto en el artículo 634, ninguno podrá dar ni recibir, por vía de donación, más de lo que pueda dar o recibir por testamento. La donación será inoficiosa en todo lo que exceda de esta medida”.

    En tales casos, tal como indica el artículo 817 del Código Civil, “las disposiciones testamentarias que mengüen la legítima de los herederos forzosos se reducirán, a petición de éstos, en lo que fueren inoficiosas o excesivas”.

    Ignacio Ferrer-Bonsoms | Socio LEAN Abogados

    Share This