ACTUALIDAD COVID-19

Guía para empleados afectados por ERTEs y trabajadores autónomos

Todas las claves para los trabajadores afectados por un ERTE: preguntas y respuestas urgentes durante el Estado de Alarma

Me han aplicado un ERTE de reducción ¿Qué significa?

Significa que, durante el tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno, la jornada del trabajador se va a ver reducida en la proporción acordada por la empresa (que podrá ser entre un 10 y un 70%) y por consiguiente, su salario también se reducirá con arreglo a esa jornada.

Cuando termine el estado de alarma, el trabajador volverá a tener la misma jornada y el mismo salario que antes de que se aplicara el ERTE.

 

Me han aplicado un ERTE de suspensión ¿Qué significa?

Significa que, durante el tiempo en que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno, el trabajador no va a tener que acudir a su puesto de trabajo y la empresa no va tener que pagarle.

No significa que se haya despedido al trabajador. El contrato no se ha extinguido.

Cuando termine el estado de alarma, el trabajador volverá a ocupar su puesto de trabajo con las mismas condiciones que tenía antes de que fuese aplicado el ERTE.

 

Si me aplican un ERTE, ¿voy a poder cobrar el paro?

Sí, aunque el trabajador no haya cotizado los 360 días exigidos habitualmente, tendrá derecho a cobrar el paro.

La base reguladora de la prestación será el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, el promedio de las bases del periiodo de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo.

 

¿Durante cuánto tiempo podré cobrar el paro?

La duración de la prestación se extenderá hasta que finalice la situación de suspensión o reducción de jornada.

Además, el tiempo en que se perciba el paro no computará a los efectos de consumir los periodos máximos de percepción establecidos; esto es, el tiempo consumido de paro no contará como gastado.

 

¿Qué ocurrirá si se prorroga el estado de alarma?

Si se prorroga el estado de alarma, la empresa podrá decidir entre (i) prorrogar el ERTE; (ii) volver a la situación anterior a la aplicación del ERTE, esto es, que el trabajador vuelva a su puesto de trabajo con las mismas condiciones que tenía; o (iii) despedir al trabajador.

 

¿Puede la empresa despedirme directamente?

Si por causa de la crisis sanitaria del Covid-19, la empresa despide al trabajador sin haber aplicado previamente un ERTE, el despido podría ser declarado improcedente o nulo.

Será improcedente si la empresa comunica al trabajador que le despide y que, cuando se recupere de la situación, le volverá a contratar.

Será nulo si afecta (i) a 10 trabajadores en empresas de menos de 100 trabajadores; (i) al 10% del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores; o (iii) a 30 trabajadores en las empresas de más de 300 trabajadores.

 

¿Puedo ser incluido en un ERTE si estoy en situación de baja, incapacidad temporal o excedencia voluntaria?

Sí, en tanto que, en ese caso, el trabajador tiene derecho de reserva de su puesto de trabajo.

 

¿Puede mi empresa obligarme a coger vacaciones?

No. Legalmente, las vacaciones se deben preavisar con dos meses de antelación.

Si la empresa obliga a un trabajador a coger vacaciones y éste no está de acuerdo, puede acudir al mecanismo de impugnación del ERTE, consistente en la interposición de una demanda judicial en un plazo de 20 días hábiles desde la comunicación de dicha circunstancia. No obstante, ahora mismo ese plazo se encuentra suspendido hasta que termine el estado de alarma.

 

Tengo que cuidar a mis hijos/padres u otras personas dependientes. ¿Puedo pedir que reduzcan mi jornada de trabajo?

Si el trabajador acredita que, a causa del estado de alarma, debe cuidar de personas a su cargo (hijos/padres/dependientes), tendrá derecho a que desde su empresa adapten su jornada o la reduzcan. No existe un porcentaje mínimo ni máximo de reducción; únicamente se pide que la petición del trabajador -que no requiere de preaviso- derive de su buena fe.

La reducción de jornada, en este caso, supondrá la reducción proporcional del salario.

  • Soy autónomo y no puedo abrir mi negocio debido al estado de alarma. ¿Qué derechos tengo? ¿Qué pasa si puedo desempeñar mi actividad pero facturo menos que antes debido al estado de alarma?

Si el trabajador autónomo no puede desempeñar su actividad por prohibición expresa de apertura del negocio o si su facturación se ha visto reducida en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrá derecho a una prestación extraordinaria por cese de actividad.

La cuantía de la prestación se determinará aplicando el 70 % a la base reguladora. Tendrá una duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes.

El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

 

¿Tengo que continuar pagando la cuota de autónomo?

Sí. El único modo de quedar exonerado del pago de la cuota de autónomo es la declaración formal de cese de activida

Si tiene alguna duda sobre esta cuestión, puede ponerse en contacto con los especialistas de LEAN en el teléfono gratuito 900 102 722 o en la dirección de correo electrónico   [email protected]

Especialistas en Derecho Laboral

Llamada gratuita 900 102 722

O, si lo prefieres, te llamamos

Loading
Call Now ButtonLlamada gratuita