• inicio
  • derecho fiscal y tributario
  • covid 19 y estado de alarma ultimas novedades en el ambito tributario
  • Covid-19 y estado de alarma: últimas novedades en el ámbito tributario

    21 mayo, 2020
    Novedades en los Reales Decretos-ley d15/2020 y 17/2020 por el que se aprueban medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo

    1. Plazos tributarios

    El Real Decreto-Ley 15/2020 (Disposición Adicional Primera) extiende los plazos tributarios previstos en el artículo 33 del Real Decreto-Ley 8/2020 y en las Disposiciones Adicionales Octava y Novena del Real Decreto-Ley 11/2020, con el siguiente alcance:

    Los plazos de pago de la deuda tributaria previstos en los apartados 2 y 5 del artículo 62 LGT (plazos de pago en periodo voluntario y en periodo ejecutivo tras la notificación de la providencia de apremio), los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos, los plazos relacionados con el desarrollo de las subastas y adjudicación de bienes a los que se refieren los artículos 104.2 y 104 bis del Reglamento General de Recaudación, y los plazos para atender los requerimientos, diligencias de embargo y solicitudes de información con trascendencia tributaria, para formular alegaciones ante actos de apertura de dicho trámite o de audiencia, dictados en procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores o de declaración de nulidad, devolución de ingresos indebidos, rectificación de errores materiales y de revocación, que no hubiesen concluido a fecha 18 de marzo de 2020, se amplían hasta el 30 de mayo de 2020.

    En esta misma fecha de 30 de mayo de 2020 concluirán todos los plazos que se acaban de enumerar cuando el acto de que se trate (liquidación, requerimiento, apertura de fase de audiencia, etc.) se haya notificado a partir del 18 de marzo de 2020, salvo que el otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso éste resultará de aplicación.

    En el seno del procedimiento administrativo de apremio no se procederá a la ejecución de garantías que recaigan sobre bienes inmuebles desde el 18 de marzo de 2020 hasta el día 30 de mayo de 2020.

    Se mantiene el derecho de los obligados tributarios a que, no obstante la posibilidad de acogerse a la ampliación de los plazos enumerados anteriormente, o sin hacer reserva expresa a ese derecho, atiendan al requerimiento o solicitud de información con trascendencia tributaria o presenten sus alegaciones, en cuyo caso se considerará evacuado el trámite.

    Y la Disposición Final Octava.5 del Real Decreto-Ley 15/2020 añade que en las subastas celebradas por la AEAT, a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, afectadas por la ampliación de los plazos, el licitador podrá solicitar la anulación de sus pujas y la liberación de los depósitos constituidos. También tendrán derecho a la devolución del depósito y, en su caso, del precio del remate ingresado, cuando así lo soliciten, los licitadores y los adjudicatarios de las subastas en las que haya finalizado la fase de presentación de ofertas y siempre que no se hubiera emitido certificación del acta de adjudicación de los bienes u otorgamiento de escritura pública de venta a fecha 23 de abril de 2020. En este caso, no será de aplicación la pérdida del depósito regulada en el artículo 104.bis letra f) del Reglamento General de Recaudación.

    En todo caso habrá de tener en cuenta las especialidades previstas por la normativa aduanera en materia de plazos para formular alegaciones y atender requerimientos.

    El período comprendido desde el 18 de marzo de 2020 hasta el 30 de mayo de 2020 no computará a efectos de la duración máxima de los procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores y de revisión tramitados por la AEAT (si bien durante dicho período podrá la Administración impulsar, ordenar y realizar los trámites imprescindibles), y tampoco computará a efectos de los plazos de prescripción establecidos en el artículo 66 LGT, ni a efectos de los plazos de caducidad.

    A los solos efectos del cómputo de los plazos de prescripción previstos en el artículo 66 LGT, en el recurso de reposición y en los procedimientos económico-administrativos, se entenderán notificadas las resoluciones que les pongan fin cuando se acredite un intento de notificación de la resolución entre el 18 de marzo de 2020 y el 30 de mayo de 2020.

    Los plazos para atender los requerimientos y solicitudes de información formulados por la Dirección General del Catastro que se encuentren en plazo de contestación a fecha 18 de marzo de 2020 se amplían hasta el 30 de mayo de 2020.

    Asimismo, los actos de apertura de trámite de alegaciones o de audiencia que se hayan comunicado a partir del 18 de marzo de 2020 tendrán de plazo para ser atendidos hasta el 30 de mayo de 2020, salvo que el otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso este resultará de aplicación.

    Si el obligado tributario, no obstante la posibilidad de acogerse a la ampliación de dichos plazos o sin hacer reserva expresa a ese derecho, atendiera al requerimiento o solicitud de información con trascendencia tributaria o presentase sus alegaciones, se considerará evacuado el trámite.

    El período comprendido desde el 18 de marzo de 2020 hasta el 30 de mayo de 2020 no computará a efectos de la duración máxima de los procedimientos iniciados de oficio, si bien durante dicho período podrá la Administración impulsar, ordenar y realizar los trámites imprescindibles.

    2. Comunidades Autónomas

    La extensión de plazos expuesta en el apartado (i) anterior también se aplicará a las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales como consecuencia de la remisión efectuada por el artículo 53 del Real Decreto-Ley 11/2020.

    Y recuérdese también que según la Disposición Adicional Novena.4 del Real Decreto-Ley 11/2020, lo previsto en el artículo 33 del Real Decreto-Ley 8/2020 para las deudas tributarias, es de aplicación también a los demás recursos de naturaleza pública.

    3. Plazos para recursos y reclamaciones

    El plazo para interponer recursos o reclamaciones económico-administrativas frente a actos tributarios de la AEAT, Comunidades Autónomas y Entidades Locales, empezará a contarse desde el 30 de mayo de 2020, tanto en los supuestos donde se hubiera iniciado el plazo para recurrir de un mes a contar desde el día siguiente a la notificación del acto o resolución impugnada y no hubiese finalizado el citado plazo el 13 de marzo de 2020, como en los supuestos donde no se hubiere notificado todavía el acto administrativo o resolución objeto de recurso o reclamación.

    Por otro lado, el plazo para recurrir en vía administrativa las resoluciones dictadas en los procedimientos económico-administrativos no se iniciará hasta concluido el periodo comprendido entre el 18 de marzo de 2020 y el 30 de mayo de 2020, o hasta que se haya producido la notificación si esta última se hubiera producido con posterioridad a aquel momento.

    4. Período ejecutivo de deudas tributarias

    El artículo 12 del Real Decreto-Ley 15/2020, y su Disposición Transitoria Primera, impiden el inicio del período ejecutivo para determinadas deudas tributarias en el caso de concesión de financiación a la que se refiere el artículo 29 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 (línea para la cobertura por cuenta del Estado de la financiación otorgada por entidades financieras a determinadas empresas y autónomo).

    En concreto, en el ámbito de las competencias de la AEAT, las declaraciones-liquidaciones y las autoliquidaciones presentadas por un contribuyente en el plazo previsto en el artículo 62.1 LGT sin efectuar el ingreso correspondiente a las deudas tributarias resultantes de las mismas, impedirá el inicio del periodo ejecutivo siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

    • a) Que el contribuyente haya solicitado dentro de ese plazo o anteriormente a su comienzo, la financiación a que se refiere el artículo 29 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, para el pago de las deudas tributarias resultantes de dichas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones y por, al menos, el importe de dichas deudas.
    • b) Que el obligado tributario aporte a la Administración Tributaria hasta el plazo máximo de cinco días desde el fin del plazo de presentación de la declaración-liquidación o autoliquidación, un certificado expedido por la entidad financiera acreditativo de haberse efectuado la solicitud de financiación incluyendo el importe y las deudas tributarias objeto de la misma.
    • c) Que dicha solicitud de financiación sea concedida en, al menos, el importe de las deudas mencionadas.
    • d) Que las deudas se satisfagan efectiva, completa e inmediatamente en el momento de la concesión de la financiación. Se entenderá incumplido este requisito por la falta de ingreso de las deudas transcurrido el plazo de un mes desde que hubiese finalizado el plazo previsto en el artículo 62.1 LGT.

    En caso de incumplimiento de cualquiera de estos requisitos, no se habrá entendido impedido el inicio del periodo ejecutivo al finalizar el plazo previsto en el artículo 62.1 LGT. En este sentido, la Administración tributaria tendrá acceso directo y, en su caso, telemático a la información y a los expedientes completos relativos a la solicitud y concesión de la financiación a la que se refiere el artículo 29 del Real Decreto-ley 8/2020, para el cumplimiento de sus fines.

    5. Liquidaciones presentadas antes del 23 de abril

    El régimen expuesto en el apartado (iv) anterior será de aplicación a las declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación concluya entre el 20 de abril de 2020 y el 30 de mayo de 2020. En el caso de que las deudas tributarias derivadas de estas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones hubieran sido objeto de presentación con anterioridad al 23 de abril de 2020, respecto de las que ya se hubiese iniciado el periodo ejecutivo, se considerarán en periodo voluntario de ingreso cuando se den conjuntamente las siguientes circunstancias:

    • a) Que el obligado tributario aporte a la Administración Tributaria en el plazo máximo de cinco días a contar desde el siguiente al 23 de abril de 2020, un certificado expedido por la entidad financiera acreditativo de haberse efectuado la solicitud de financiación en los términos señalados en la letra a) del apartado (iv) anterior, incluyendo el importe y las deudas tributarias objeto de la misma.
    • b) Cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras c) y d) del apartado (iv) anterior.

    El incumplimiento de alguno de los requisitos establecidos en las letras a) y b) determinará el inicio o la continuación de las actuaciones recaudatorias en periodo ejecutivo desde la fecha en que dicho periodo se inició.

    6. Modificaciones en el IVA

    En el ámbito del IVA, se han producido las siguientes modificaciones por el Real Decreto-Ley 15/2020:

    • El artículo 8 establece que, con efectos desde el 23 de abril de 2020 y vigencia hasta el 31 de julio de 2020, se aplicará el tipo del 0% a las entregas de bienes, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de bienes referidos en el Anexo del Real Decreto-Ley 15/2020 (material sanitario) cuyos destinatarios sean entidades de Derecho Público, clínicas o centros hospitalarios, o entidades privadas de carácter social sin ánimo de lucro a que se refiere el apartado tres del artículo 20 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (LIVA). Estas operaciones se documentarán en factura como operaciones exentas.
    • La Disposición Final Segunda extiende la aplicabilidad del tipo reducido del 4% a las entregas de bienes, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de libros, periódicos y revistas incluso cuando tengan la consideración de servicios prestados por vía electrónica, en los términos previstos para los no digitales en el artículo 91. Dos.1.2º LIVA. Es decir, a estos efectos se equiparan los libros, periódicos y revistas físicos a los digitales o electrónicos.

    Por otro lado, se aprovecha la reforma para excluir de la aplicación de ese tipo reducido a los libros, periódicos y revistas, en papel o digitales, no solo cuando contengan única o fundamentalmente publicidad, sino además cuando consistan íntegra o predominantemente en contenidos de vídeo o música audible.

    Finalmente, se entiende que los libros, periódicos y revistas contienen fundamentalmente publicidad cuando más del 90% de los ingresos que proporcionen a su editor se obtengan por este concepto; porcentaje este del 90% que sustituye al del 75% que fijaba la norma antes de la modificación que ahora se analiza.

    • El artículo 11.2 del Real Decreto-Ley 15/2020 regula el cálculo de la cuota trimestral del régimen simplificado del IVA como consecuencia del estado de alarma declarado en el período impositivo 2020, de manera que, en relación con los sujetos pasivos que desarrollen actividades empresariales o profesionales incluidas en el Anexo II de la Orden HAC/1164/2019, de 22 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2020 el método de estimación objetiva del IRPF y el régimen especial simplificado del IVA, y que estén acogidos al régimen especial simplificado, para el cálculo del ingreso a cuenta en el año 2020 a que se refiere el artículo 39 del Reglamento del IVA aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, no computarán, en cada trimestre natural, como días de ejercicio de la actividad, los días naturales en los que hubiera estado declarado el estado de alarma en dicho trimestre.

    7. Impuesto de Sociedades

    En relación con el IS, el artículo 9 del Real Decreto-Ley 15/2020 regula una opción extraordinaria por la modalidad de pagos fraccionados con un doble alcance:

    1. Los contribuyentes a los que resulte de aplicación el apartado 1 del artículo único del Real Decreto-Ley 14/2020, de 14 de abril, por el que se extiende el plazo para la presentación e ingreso de determinadas declaraciones y autoliquidaciones tributarias (en esencia, obligados con volumen de operaciones no superior a 600.000 € en el año 2019), cuyo período impositivo se haya iniciado a partir de 1 de enero de 2020, podrán ejercitar la opción prevista en el apartado 3 del artículo 40 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (LIS), sobre pagos fraccionados, mediante la presentación en el plazo ampliado a que se refiere el artículo único del mencionado Real Decreto-Ley 14/2020, del primer pago fraccionado a cuenta de la liquidación correspondiente a dicho período impositivo determinado por aplicación de la modalidad de pago fraccionado regulado en dicho apartado.
    2. Los contribuyentes cuyo período impositivo se haya iniciado a partir del 1 de enero de 2020, que no hayan tenido derecho a la mencionada opción extraordinaria, pero cuyo importe neto de la cifra de negocios no haya superado la cantidad de 6.000.000 € durante los 12 meses anteriores a la fecha en la que se inició el mencionado período impositivo (y siempre que no se trate de grupos fiscales que apliquen el régimen especial de consolidación fiscal regulado en el capítulo VI del título VII LIS), podrán ejercitar la opción prevista en el apartado 3 del artículo 40 LIS mediante la presentación en plazo del segundo pago fraccionado a cuenta de la liquidación correspondiente a dicho período impositivo que deba efectuarse en los primeros 20 días naturales del mes de octubre de 2020 determinado por aplicación de la modalidad de pago fraccionado regulado en dicho apartado.

      En este caso, el pago fraccionado efectuado en los 20 días naturales del mes de abril de 2020 será deducible de la cuota del resto de pagos fraccionados que se efectúen a cuenta del mismo período impositivo determinados con arreglo a la opción extraordinaria.

    3. El contribuyente que ejercite la opción extraordinaria quedará vinculado a esta modalidad de pago fraccionado, exclusivamente, respecto de los pagos correspondientes al mismo periodo impositivo.

    8. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

    El artículo 10 del Real Decreto-Ley 15/2020 limita los efectos temporales de la renuncia tácita al método de estimación objetiva en el ejercicio 2020, de manera que los contribuyentes que desarrollen actividades económicas cuyo rendimiento neto se determine con arreglo al método de estimación objetiva y, en el plazo para la presentación del pago fraccionado correspondiente al primer trimestre del ejercicio 2020, renuncien a la aplicación del mismo en la forma prevista en la letra b) del apartado 1 del artículo 33 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIRPF), podrán volver a determinar el rendimiento neto de su actividad económica con arreglo al método de estimación objetiva en el ejercicio 2021, siempre que cumplan los requisitos para su aplicación y revoquen la renuncia al método de estimación objetiva en el plazo previsto en la letra a) del apartado 1 del citado artículo 33 RIRPF o mediante la presentación en plazo de la declaración correspondiente al pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2021 en la forma dispuesta para el método de estimación objetiva.

    La renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF y la posterior revocación tendrá los mismos efectos respecto de los regímenes especiales establecidos en el IVA o en el Impuesto General Indirecto Canario.

    El artículo 11.1 del Real Decreto-Ley 15/2020 regula el cálculo de los pagos fraccionados en el método de estimación objetiva del IRPF y de la cuota trimestral del régimen simplificado del IVA como consecuencia del estado de alarma declarado en el período impositivo 2020, en el sentido de que los contribuyentes que desarrollen actividades económicas incluidas en el Anexo II de la Orden HAC/1164/2019, de 22 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2020 el método de estimación objetiva del IRPF y el régimen especial simplificado del IVA y determinen el rendimiento neto de aquellas por el método de estimación objetiva, para el cálculo de la cantidad a ingresar del pago fraccionado en función de los datos-base a que se refiere la letra b) del apartado 1 del artículo 110 RIRPF, no computarán, en cada trimestre natural, como días de ejercicio de la actividad, los días naturales en los que hubiera estado declarado el estado de alarma en dicho trimestre.

    9. RDL 17/2020 (5 de mayo) para el apoyo al sector cultural

    La Disposición Final Primera modifica el artículo 36 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, incrementando los incentivos fiscales relacionados con la producción cinematográfica.

    Por otra parte, al objeto de incrementar la participación ciudadana en la financiación de proyectos de mecenazgo, La Disposición Final Segunda modifica la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, para elevar en 5 puntos porcentuales los porcentajes de deducción previstos para las donaciones efectuadas por contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del  Impuesto sobre la Renta de no Residentes que operen en territorio español sin establecimiento permanente.

    Alfonso Alonso de Leonardo-Conde | Abogado LEAN Abogados

    Abogados especialistas

    Llamada gratuita 900 102 722

    O, si lo prefieres, te llamamos

    ¿Qué es un expediente de dominio?

    El expediente de dominio es un procedimiento mediante el cual se logra inscribir en el Registro de la Propiedad una finca no inscrita anteriormente y que carece de título suficiente.

    Loading
    Call Now ButtonLlamada gratuita
    Share This