• inicio
  • derecho familiar
  • indemnizaciones de despido en las rupturas matrimoniales
  • El tratamiento de las indemnizaciones por despido en las rupturas matrimoniales

    4, Oct, 2018 | Derecho familiar | Indemnizaciones por despido

    1. Reglas generales

    Cuando el régimen económico de un matrimonio es el de separación de bienes, o cuando estamos ante una pareja de hecho, la indemnización por despido o con causa en la extinción de la relación laboral de uno de los miembros de la pareja siempre es privativa.

    Sin embargo, en un matrimonio cuyo régimen económico es el de sociedad de gananciales, sin duda uno de los activos más importantes de esa sociedad es el salario de los cónyuges.

    Abordamos en este artículo precisamente la ganancialidad de esa indemnización que percibe uno de los cónyuges por causa del despido o de la extinción de una relación laboral anterior a la liquidación de la sociedad de gananciales. Y adelanto mi conclusión: sin duda, esa indemnización tiene carácter ganancial salvo, por supuesto, que alguna peculiaridad jurídica y casuística de cada situación obligue a lo contrario.

    2. ¿Por qué?

    Con la liquidación de la sociedad de gananciales que normalmente se produce con la sentencia de divorcio, la indemnización por despido de uno de los cónyuges pasa a formar parte del activo de la sociedad de gananciales y, por tanto, es susceptible de adjudicación entre ambos. En definitiva, es ganancial.

    Esta afirmación se deriva del texto del propio Código Civil, que en su artículo 1.347 párrafo 1 establece que son bienes gananciales los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges.

    No parece dudosa la cuestión. Y no lo es, a nuestro juicio, cuando la indemnización por despido de uno de los cónyuges se ha obtenido de su trabajo constante la sociedad de gananciales. Eso sí, lógicamente, será privativa la parte de la indemnización correspondiente a los años trabajados durante el periodo anterior al matrimonio, cuando aún no existía esa sociedad de gananciales.

    Este es el criterio que la jurisprudencia del Tribunal Supremo parece consolidar desde su sentencia de 26 de junio de 2007.

    En esa sentencia, el TS señala los elementos de necesario concurso para concluir que la indemnización por despido laboral de uno de los cónyuges deba ser incluida en el activo de la sociedad de gananciales antes de su disolución. El primero, por obvio, es que la indemnización debe adquirirse durante la vigencia de la sociedad de gananciales puesto que si se percibe con posterioridad a su disolución tendría la consideración de bien privativo.

    La duda surge cuando se plantea que el derecho a cobrar estas prestaciones pudiera ser estimado como un componente de los derechos de la personalidad -derecho al trabajo- y por tanto ser intransmisible, es decir, privativo. Sin embargo, para el Tribunal Supremo, esto no excluye ni es incompatible con que los rendimientos de estos bienes –privativos- devengados durante la vida de la sociedad de gananciales tengan tal carácter de ganancialidad.

    El Tribunal Supremo distingue entre el derecho al trabajo y el beneficio que se va a obtener con el ejercicio del mismo, al punto de mantener que, si se entendiera que la indemnización por despido procede del derecho al trabajo, es decir, de un derecho inherente a la persona, incluido en el artículo 1346.5 del Código Civil, estaríamos en presencia de un derecho privativo. No obstante lo anterior y, a su vez, el Tribunal Supremo estima que la indemnización es un beneficio o rendimiento obtenido por el derecho al trabajo y, en su consecuencia, es un bien ganancial del artículo 1347.1 del Código Civil.

    En igual sentido se han pronunciado las sentencias de 18 de marzo y 28 de mayo de 2008 de la Sala Primera del Tribunal Supremo, cuya conclusión es el carácter ganancial de la indemnización por despido o extinción de la relación laboral percibida por uno de los cónyuges, siempre que estuviera la sociedad de gananciales y en el porcentaje que corresponda a los años trabajados durante el matrimonio y constante la sociedad de gananciales.

    3. Otros casos

    Todo lo expuesto anteriormente se refiere, insisto, a la indemnización por despido como consecuencia del cese de la relación laboral recibida por uno de los cónyuges estando vigente el matrimonio con régimen económico de gananciales. Cuando se trata de una indemnización que no deriva de un despido, ésta puede tener carácter privativo al entenderse que tiene una naturaleza estrictamente personal, individual e intransferible, incluida en el artículo 1346.5 del Código Civil, o ganancial, en función del caso concreto del que se trate.

    En este sentido, tenemos varios ejemplos. Como casos más claros de bien ganancial, que tanto la llamada jurisprudencia menor de las Audiencias Provinciales como la del Tribunal Supremo encuadran dentro del activo de la sociedad de gananciales, están la pensión por jubilación y las indemnizaciones ocasionadas como consecuencia de los traslados del centro de trabajo, junto con las ya vistas prestaciones por desempleo. En cuanto a los bienes que, por el contrario, deben ser considerados privativos, tenemos las indemnizaciones por accidente de trabajo, ya que se considera que lo que resarcen son daños físicos y morales causados a la persona de uno de los cónyuges y también, aunque con más dudas, las indemnizaciones por incapacidad laboral. En el caso de los planes de pensiones, tanto de sistema individual como de sistema de empleo, sin embargo, no hay duda: el criterio mayoritario es el de incluirlos como bien privativo.

    En un terreno menos definido aparecen las indemnizaciones por jubilación anticipada y las indemnizaciones por prejubilación. Ambas generan dudas en cuanto a su naturaleza, aunque la jurisprudencia se inclina por considerarlas gananciales y tratarlas igual que a un despido.

    José María de Rozas Lorenzo | Socio LEAN Abogados

    • LEAN se presenta en Madrid con 34 despachos de abogados
      26 julio, 2018
    • inspeccion tributaria
      La entrada en el domicilio por inspección tributaria, una c...
      15 junio, 2018
    • ¿Es inconstitucional el Impuesto de Sucesiones y Donaciones...
      15 octubre, 2018
    • La fiscalidad en el arrendamiento de habitaciones
      25 julio, 2018
    • legal dron
      De drones y leyes: ¿Qué puedes y no puedes hacer con tu dr...
      26 julio, 2018
    • Los 7 requisitos que necesitas conocer para ser operador de ...
      13 agosto, 2018
    Share This