ACTUALIDAD COVID-19

Renegociación de deudas ante la crisis del Covid-19

22 abril, 2020
Las circunstancias del Covid -19 llevarán a muchos usuarios a pedir moratorias en préstamos e hipotecas. ¿Qué opciones tienen los clientes?

1. Introducción

Actualmente vivimos y viviremos tiempos en los que las circunstancias del Covid -19 llevarán a muchos usuarios a pedir moratorias en préstamos e hipotecas.

Millones de personas pueden quedar sin trabajo o ingresos debido a la grave crisis que las circunstancias en que nos encontramos y, el hecho de no obtener ingresos, puede ocasionar que se deba recurrir  a la renegociación de deudas con los bancos u otras entidades de crédito.

2. Novación de la hipoteca

El hecho de pedir una novación incluye, no sólo el hecho de renegociar la cuantía principal de la deuda, sino también que se dé un mayor plazo de tiempo para cubrir o amortizar la cuantía prestada por el banco. Sin embargo esta solución conlleva una contraprestación: se impondrán intereses que, por seguridad, deben ser analizados para que no sean del todo excesivos y usureros.

Además, a la hora de cualquier novación , re-hipoteca, modificación de préstamo etc., hay que tener muy en cuenta el hecho de que el precio del contrato no devenga en cosa de imposible cumplimiento por parte de la persona que queda obligada al pago. Esto quiere decir que no se proceda a facilitar a la persona prestataria un préstamo que le sea imposible devolver, o que las condiciones de dicho préstamo hagan aquél excesivamente oneroso para el deudor.

3. La Ley de Segunda Oportunidad

Por su parte se avecinan numerosas ejecuciones dinerarias e hipotecarias, y es ahí donde entra la labor de un abogado especializado en la materia. Y es que, en el momento de la notificación de una ejecución hipotecaria, es necesario, en primer lugar, oponerse a la misma, sobre todo buscando que la finalidad del contrato sea posible y que no existan clausulas abusivas. De lo contrario, si estas existen puede retrotraerse el procedimiento o, en su menor caso, a suspenderse hasta que se depuren las clausulas abusivas.

Será en dicho momento cuando se deba de proceder a presionar a la banca para llegar a un pacto o renovación de las condiciones o deudas. Además, para los casos de ejecuciones hipotecarias, es muy importante tener en cuenta dos figuras: por un lado el Código de Buenas Prácticas Bancarias y la conocida como Ley de Segunda Oportunidad.

La Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso administrativo que permite a una persona cancelar sus deudas por Ley. Para acogerse a la LSO, es necesario cumplir con una serie de requisitos. Dicho de otra manera, la LSO es una herramienta a disposición de particulares y autónomos que les ayuda a dejar atrás una situación económica complicada, mediante la negociación de nuevas condiciones con los acreedores o bancos y, en última medida, conseguir la cancelación de las deudas. Este procedimiento está regulado por la Ley 25/2015 de mecanismo de segunda oportunidad y reducción de carga financiera.

4. El Código de Buenas Prácticas Bancarias

Por otra parte, El Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos creó el Código de Buenas Prácticas al que, voluntariamente, pueden adherirse las entidades de crédito y demás entidades que, de manera profesional, realizan la actividad de concesión de préstamos o créditos hipotecarios y cuyo seguimiento por aquéllas es supervisado por una Comisión de Control integrada por representantes del Ministerio de Economía y Competitividad, Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores, Consejo General del Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Consejo General del Notariado, Instituto Nacional de Estadística, Asociación Hipotecaria Española, Consejo de Consumidores y Usuarios y asociaciones no gubernamentales que realizan labores de acogida.

Con la aplicación de las medidas contenidas en el Código se facilita y promueve la implicación del sector financiero español en el esfuerzo requerido para aliviar la difícil situación económica y social de muchas familias.

Tanto la atención al Código de Buenas Prácticas, así como el hecho de analizar la posible existencia de cláusulas abusivas, la finalidad del contrato, así como la viabilidad del mismo junto con la Ley de Segunda Oportunidad son fundamentos muy sólidos para renegociar con el banco una posible renegociación, pero además sirven para suspender, oponerse y, por ende, paralizar numerosos procedimientos ejecutivos, lo que también y a su vez forzaría una renegociación de deudas.

Si tiene alguna duda sobre esta cuestión,   puede ponerse en contacto  con los especialistas  de LEAN en el   teléfono gratuito 900 102 722  o en la dirección de correo electrónico   [email protected].

Abogados especialistas

Llamada gratuita 900 102 722

O, si lo prefieres, te llamamos

[et_pb_posts_blog_feed_masonry_agsdcm posts_per_page=»5″ show_pagination=»off» show_author=»off» show_categories=»off» show_more=»off» category_id=»90,250,154,47″ show_comments=»off» post_bg_color=»#757575″ _builder_version=»4.4.3″ title_font=»|600|||||||» title_text_color=»#6f9383″ meta_text_color=»#6f9383″ body_text_color=»#000000″ body_font_size=»14px» hover_enabled=»0″ blog_feed_module_type=»masonry»][/et_pb_posts_blog_feed_masonry_agsdcm]
Call Now ButtonLlamada gratuita
Share This