” “

ACTUALIDAD COVID-19

Moratoria en el pago de hipotecas a raíz del Estado de Alarma

Con motivo de la publicación del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, hay algunas novedades en materia hipotecaria que es conveniente conocer.

A raíz de la declaración del estado de alarma en nuestro país y de la publicación del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, hay algunas novedades en materia hipotecaria que es conveniente conocer.

De manera inmediata, se establecen medidas para procurar una moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual de quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del Covid-19.  Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor hipotecario.

Los supuestos de vulnerabilidad económica que pueden acogerse a estas medidas son los siguientes:

  • Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas.
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (en adelante IPREM). Este límite se incrementará en ciertos puntos establecidos según número de hijos, casos de familia monoparental, discapacidad, ascendiente que conviva, etc…
  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicasen términos de esfuerzo de acceso a la vivienda, en los términos que se definen en el punto siguiente.

Se entenderá que se ha producido una alteración significativa de las circunstancias económicas cuando el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3. También será alteración significativa de circunstancias económicas cuando  se ha producido una caída sustancial de las ventas de al menos el 40 %.

La concurrencia de las circunstancias a que se refiere el artículo 9 se acreditará por el deudor ante la entidad acreedora mediante la presentación de los siguientes documentos:

En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.

 

En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

Número de personas que habitan la vivienda:

  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

Titularidad de los bienes:

  • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según este Real Decreto-ley.

La solicitud de moratoria sobre estas deudas hipotecarias inmobiliarias se  podrá solicitar del acreedor hasta quince días después del fin de la vigencia del Real Decreto-ley 8/2020. Junto a la solicitud de la moratoria, habrá que presentar la documentación anteriormente mencionada.  Una vez realizada la solicitud de la moratoria, la entidad acreedora tendrá que hacerla efectiva en un plazo máximo de 15 días.

Si tiene alguna duda sobre esta cuestión, puede ponerse en contacto con los especialistas de LEAN en el teléfono gratuito 900 102 722 o en la dirección de correo electrónico   [email protected]

Especialistas en Derecho Fiscal y Tributario

Llamada gratuita 900 102 722

O, si lo prefieres, te llamamos

¿Qué es un expediente de dominio?

El expediente de dominio es un procedimiento mediante el cual se logra inscribir en el Registro de la Propiedad una finca no inscrita anteriormente y que carece de título suficiente.

Loading
Llamada gratuita