Se considera falsos autónomos a quienes mantienen una relación laboral por cuenta ajena disfrazada de una falsa autonomía que en realidad no es tal. Las sanciones para los empleadores que fomentan esta práctica son severas. ¿Cómo saber si somos víctimas o responsables de una situación así?