La discordancia que a veces se produce entre el Registro de la Propiedad y la realidad jurídica extra registral se puede corregir, pudiéndose solucionar de varios modos.