Tras el fin del estado de alarma, se mantiene hasta el 31 de diciembre la suspensión del derecho de separación por no reparto de dividendos